Insólito: Un matrimonio murió en un accidente y su hijo nació 4 años después

Habían dejado óvulos fecundados congelados. Los abuelos del bebé pagaron una fertilización asistida en un vientre de alquiler.

Un bebé nació cuatro años después de la muerte de sus padres en China. La historia empezó en 2013 Shen Jie y Liu Xin se sometieron a un tratamiento de fertilidad en el hospital de Nanjing, Jiangsu. En ese momento dejaron óvulos fecundados congelados. Cinco días después los dos -ambos hijos únicos- murieron en un accidente de tráfico.

A partir de ese día, los cuatro abuelos empezaron una batalla legal en China para llevarse los embriones a Laos y concebir un bebé en un vientre de alquiler. Primero, un juez aseguró que no eran herederos de los embriones. Después de un tiempo lograron que se los entregaran, pero ninguna clínica quería hacer la fertilización en un vientre subrogado.

Recién en junio de 2016, lograron que un hospital de Laos les aprobara el procedimiento y finalmente, en diciembre de 2017 nació Tiantian en China.

Actualmente, el bebé vive con sus abuelos paternos que han contratado una niñera para ayudarles con la crianza. Sus parientes maternos lo visitan casi a diario.

Los abuelos han acordado no contarle la verdad al niño hasta que sea más grande. Mientras tanto le dirán que sus padres están viviendo en el exterior.