Apoderados del PJ apelaron la intervención del partido

A primera hora del miércoles, se presentaron en la Justicia para apelar el fallo de la jueza Servini en el que decretó la intervención del partido histórico ante el pedido de un sector minúsculo.

Los apoderados del Partido Justicialista se presentaron hoy en la Justicia para presentar formalmente su apelación al fallo de María Romilda Servini en que dispuso la intervención del partido histórico y decretó sin un solo argumento a Luis Barrionuevo como nuevo interventor.

El apoderado, Eduardo López, sostuvo que “se trata de un fallo polìtico y vamos llegar hasta las últimas instancias posibles”.

En la misma línea se había manifestado la abogada del partido Patricia Blanco al llegar al Palacio de Tribunales pasadas las 7:30 de la mañana.

Según la defensa legal del PJ, no existen fundamentos jurídicos para disponer la intervención. Alegaron que “el fallo habla de elecciones perdidas” y que fue realizado “a medida de los peticionantes”.

“Venimos como equipo técnico de la intervención por orden de Servini, a hacer el inventario exigido. Los considerandos por los que se desarrollan la intervención son los que dio la jueza y los que reclamaron los afiliados, nosotros nos presentamos como equipo técnico. Gioja tiene que hablar con el interventor, hoy el Partido está en manos de Luis Barrionuevo como fue ordenado”, señaló Daniel Pires, apoderado del nuevo interventor en el ingreso de la sede del centro porteño.

Intervención del PJ

El martes, Servini ordenó la intervención del PJ y puso a cargo al líder del gremio gastronómico, Luis Barrionuevo, en una medida resistida por Gioja.

“El fallo no tiene ningún tipo de fundamento jurídico. Se basa en que perdimos tres elecciones, que es cierto pero no es materia judiciable. Otro (punto del fallo), es que estamos peleados, que hay corrientes internas”, criticó el abogado López.

El letrado que representa al PJ consideró que la intervención se decidió en “un fallo prácticamente a medida de los peticionantes”.

La intervención se generó a partir de un pedido de los dirigentes sindicales Carlos Acuña (estaciones de servicio), Oscar Rojas (maestranza) y Horacio Valdez (vidrio), para que la Justicia declare “el estado de acefalía” del partido.

Acuña, Rojas y Valdez estimaron que “ninguno de quienes arrogan el mandato de afiliados, a la fecha cumplen ese requisito” de conducir el partido y representar a los afiliados.

El abogado del PJ también cuestionó que “no se corrió vista al fiscal (electoral, Jorge Di Lello), cuando es de estilo hacerlo”.