Mirtha se disculpó tras el escándalo: “Se me fue de las manos”

La conductora hizo autocrítica tras la emisión con Natacha Jaitt y dijo que no echó a la invitada porque siempre defendió la libertad de expresión. También habló por teléfono con Gustavo Vera, acusado por la mediática.

“Vengo a hablar con el corazón”, comenzó diciendo Mirtha Legrand en su programa de anoche en El Trece. En lugar de mostrar su vestuario, la conductora fue directo al tema que estalló el fin de semana pasado con el paso de Natacha Jaitt por la mesa de Mirtha debido a sus acusaciones sin fundamento de pedofilia a diversos personas públicas.

Legrand a continuación leyó un texto escrito en el que pidió “disculpas a los difamados” y señaló que se preguntó si debía haberle pedido a Jaitt que se retirara. Pero concluyó que no porque eso hubiera sido coartar la libertad de prensa. El texto decía que la polémica no debía “hacer perder el foco” de la investigación de abuso de niños en la Justicia.