Chubut lanza una “cuasi moneda” para saldar deudas con proveedores

El Ejecutivo de Chubut logró que la Legislatura de luz verde al lanzamiento de una cuasi moneda provincial que estará respaldada por los ingresos de la coparticipación y servirá para afrontar el pago de la abultada deuda del distrito.

Los TICADEP (Títulos de Cancelación de Deuda Pública Provincial) nacieron a partir de la Ley VII Nº 82 que fue sancionada por la Legislatura chubutense el 6 de marzo, en el marco de la modificación de la Ley de Emergencia Económica, y se instrumentó la nueva cuasi moneda para pagar en cuotas y durante el período de dos años las deudas del Ejecutivo provincial.

Estos títulos no cuentan con aprobación del gobierno nacional, por lo que no podrán cotizar en el mercado bursátil. Su garantía serán los ingresos de la provincia en concepto de coparticipación y cualquier recurso del distrito sin afectación específica.

El Banco de Chubut actuará como agente financiero, por lo que tendrá la capacidad de emisión, colocación y supervisión de los TICADEP, que serán emitidos en Serie I y Serie II. Además, tendrán una amortización en cuatro cuotas semestrales, equivalentes en cada una de ellas al 25% del monto de capital.

La Serie I tendrá un período de gracia de 6 meses y será pagadero en cuatro cuotas semestrales que se extenderá a lo largo de dos años desde su emisión; mientras que la Serie II contará con un año de gracia y sus plazos de vencimiento serán de 30 meses desde su emisión, según informó El Diario de Madryn.

La cancelación de las deudas con proveedores que posee la provincia se concretará previa demostración del endeudamiento, que incluirá el desistimiento de acciones legales, y se abonará en cuotas que llegarán hasta los 30 meses.

De esta forma, el gobernador Mariano Arcioni comprometió el saldo del endeudamiento durante sus próximos 18 meses de gestión y 12 meses de quien sea electo en 2019. Asimismo, los acreedores perderán parte de lo que deben cobrar porque se les abonará un porcentaje de intereses menor a la inflación real de los últimos años.

Los acreedores serán divididos en grupos:

– Los que poseen una deuda original menor a los 300.000 pesos y exigibles hasta el 31 de diciembre de 2015

– Los que tengan una deuda original menor a los 300.000 pesos con posterioridad a la fecha mencionada

– Los que posean deudas superiores a los 300.000 pesos e inferior a 1 millón de pesos exigibles hasta y con posterioridad al 31 de diciembre del 2015

– Los que tengan reclamos superiores al millón de pesos y que hayan vencido antes y después del último día del 2015.

A quienes tengan cobros previos al 31 de diciembre de 2015 se les reconocerá el total de la deuda más un 50% de intereses, a los que acumularon deudas hasta el 31 de diciembre de 2016 se les abonará el 100% más un 25% de intereses y a los que tengan deudas exigibles al 28 de febrero de este año solamente se les pagará la totalidad del valor original, pero sin ningún tipo de interés.

Esta medida alertó a los acreedores, como la Cámara de Comercio de Rawson, que fue la primera en advertir sobre los perjuicios que se podrían generar, como despidos y cierre de locales.