Boca ganó de carambola y será campeón pero juega mal

Boca Juniors será campeón del torneo local pero no juega bien y provoca muchas dudas sus posibilidades competitivas en las instancias mayores de la Copa Libertadores de América, que es su gran ambición 2018.

Boca Juniors le ganó de carambola a Talleres de Córdoba, 2 a 1, en un partido que estaba para el empate.

Boca Juniors dio un gran paso hacia el título de la Superliga, imponiéndose de manera agónica sobre un duro Talleres, en un partido disputado en La Bombonera.

Pero Boca no consigue un nivel de juego aceptable. Un problema para medios de comunicación como el diario Olé, que viven de simular un Boca que hasta la fecha no existe.

Walter Bou, a los ’28, y Pablo Pérez, a los ’92, marcaron los goles del elenco boquense, mientras que Carlos Quintana, a los ’45 había anotado para la T.

Boca trepó a 50 puntos, 9 más que el equipo cordobés, con 18 unidades en juego.

Pero Talleres le jugó de igual a igual a Boca. Tuvo la pelota much o tiempo, y pudo ganarlo.

Por momentos fue dominador del encuentro, aunque le faltó definición en los últimos metros de la ofensiva aún cuando Boca concedió considerables ventajas en defensa.

Esto es preocupante: Boca no tuvo la pelota durante la mayor partido del encuentro, fue flojo en defensa y un equipo de mediano nivel lo complicó muchísimo.

El encuentro se terminó definiendo en el final, cuando Boca acertó tras un tiro libre que la defensa visitante no pudo despejar.

En cuanto a la T, está logrando su objetivo de jugar la Copa Libertadores en 2019.