Miles de litros de vino van a parar a la cloaca por el descuido de un empleado

Arrancó una válvula y se echaron a perder. Circuló que se trataba de uno de los más caros del mercado pero desde la bodega lo desmintieron.

Un empleado de una bodega Rutini de Mendoza ocasionó la pérdida de miles de litros de vino.

El hombre arrancó una válvula esencial para mantener el elixir, uno de los más costosos del mundo, en los toneles. El tinto de la bodega terminó en las cloacas de los viñedos mendocinos.

Operarios de la empresa intentaron detener la pérdida de la bebida pero miles de litros ya se había echado a perder.

Circuló en redes sociales que se trataba de la firma Rutini, una de las más caras del mercado, pero desde la empresa lo desmintieron.