Una perra detectó que había algo malo con la salud de su dueña y ¡le salvó la vida!

La persistencia de Victoria, una perrita con un solo ojo que fue rescatada de un refugio, hizo que Lauren Gauthier comenzara a preocuparse cuando notó que el animal le olía insistentemente una zona de su cara. Cuando consultó con un médico le diagnosticaron cáncer de piel.

“Es increíble que mi perrita fuera tan persistente oliendo esa zona que era cáncer de piel”, exclamó Lauren Gauthier- una neoyorkina- al sitio Sweet Buffalo.

La historia se inició cuando Gauthier rescató a Victoria y la adoptó; la perra se adaptó rápidamente a su nueva vida y al cariño de Lauren; aunque a partir de cierto momento el animal comenzó a oler insistentemente el lado derecho de la nariz de ella lo que generó cierta preocupación.

Al principio, la mujer creyó que era solo una manía de Victoria, pero ante la insistencia de esta, decidió hacer una consulta con su médico lo que le permitió al profesional realizar una detección precoz de cáncer de piel en esa zona.

“La cirugía ha cambiado mi cara, pero si mi perrita no hubiera insistido habría ignorado el hecho”, aseguró la mujer. Y agregó: “Los perros tienen un fino sentido del olfato, pero nunca pensé que saldría beneficiada por ello”.

“Estoy muy agradecida a Victoria. Ella y yo siempre hemos tenido una relación muy cercana y notaba cuando estoy enfadada o estresada.Es particularmente gratificante que la haya adoptado de una perrera, ya que dedico gran parte de mi vida a salvar perros abandonados. Parece que Victoria y sus habilidades son la forma que tienen los perros de corresponderme” explicó a Love What Matters“.

Una publicación compartida de LG (@lagchap) el