Gualeguaychú: Logró regresar a su casa la mujer golpeada y quemada por sus hijos varones

La mujer que fue golpeada y quemada por sus hijos, regresó a su casa tras la audiencia con el juez de Familia de Gualeguaychú. El joven de 25 años fue excluido inmediatamente y al mayor le concedieron cinco días por tener familia a cargo.

La mujer que fue golpeada y quemada durante un episodio de violencia con sus hijos, regresó a su casa tras la audiencia con el juez de Familia de Gualeguaychú, Héctor Vasallo. El joven de 25 años fue excluido inmediatamente y al mayor le concedieron cinco días por tener familia a cargo. Tiene custodia las 24 horas.

Susana Benítez logró lo que pedía e increíblemente se le negaba: regresar a su casa y que sus hijos fueran excluidos. El juez de Garantías Mario Figueroa no había concedido al pedido que había realizado la fiscal Lucrecia Lizzi tras la denuncia penal que se había realizado por los hechos, pero la abogada de la víctima, Mariana Gutiérrez, recurrió al Juzgado de familia y en una audiencia que mantuvieron las partes involucradas el viernes por la mañana, Vasallo resolvió a su favor.

“El Juez dictaminó la exclusión del hogar inmediata del más chico y le concedió un plazo de cinco días corridos al más grande porque tenía núcleo familiar para trasladar”, informó Susana a ElDía. “En tanto, dispuso custodia policial las 24 horas del día durante ese plazo en la puerta de ingreso a mi casa y se nos habilitó a Sofía y a mí la aplicación del botón antipánico”.

No fue un encuentro fácil el de Susana con sus dos hijos. En un primer momento estuvieron todos juntos con sus respectivos abogados, en donde Vasallo explicó cuál sería el mecanismo en que se desarrollaría la audiencia. Luego salieron los dos hijos y sus abogados y el magistrado entrevistó a Susana y a su hija; y por último le tocó a los denunciados.

“Es una situación diferente y muy rara, porque estamos en casa pero experimentamos la sensación de miedo ante cualquier ruido diferente, aunque sabemos que está la custodia policial. Nos mantenemos alertas estando en nuestra propia casa y cuando salimos a hacer algún mandado por el barrio, contamos con la solidaridad de nuestros vecinos, quienes nos brindan su apoyo en este difícil momento”, relató a ElDía.

El miedo de Susana no es en vano. Además de todo lo que soportó, sus hijos la amenazaron con prender fuego la casa si ella los denunciaba e iban presos. “Con lo que nos hicieron yo no lo dudo; y mi hija está aterrada”, confió Susana.

“Ahora hay que esperar cómo sigue esto, pienso que en la parte penal seguirán corriendo las actuaciones porque también hay denuncias por los faltantes que tengo, más lo que voy a tener que denunciar el lunes porque tengo más faltantes de lo que veía publicado en el Facebook, que ponían en compraventa”, contó la mujer.

Según indicó, su departamento está en iguales condiciones a cuando lo dejó el martes 13, pero el inmueble ubicado en la parte superior, que estaba ocupado por su hijo de 25 años, en donde estaban las pertenencias de su hija que también fue golpeada, “está desvalijado”. “Hemos dedicado el día a reorganizar nuestro hogar junto a mi hija”, agregó.

Susana Benítez fue fuertemente golpeada por su hijo de 30 años cuando entraba a su casa en el mediodía del domingo 11 de marzo. En ese episodio se acercó su otro hijo, de 25 años, y le vació un termo con agua hirviendo en el cuerpo. Tras todo esto, ella y su hija de 19 años debieron abandonar el hogar y permanecieron varios días refugiadas en un hostel hasta que el viernes por la mañana se determinó que podían regresar a su casa. Ahora todo continuará en el ámbito penal por la denuncia de lo sucedido y las faltantes en su propiedad.

Nota Relacionada: