Concordia: Desfiguraron el rostro de una joven a golpes y desvalijaron su casa

La joven utilizó las redes sociales para mostrar cómo había quedado su rostro tras los golpes que recibió, “para que se haga justicia”. Su testimonio y el interrogante de su padre: ¿Qué está pasando en Concordia?

 

Camila tiene 20 años y estuvo internada en observación en el hospital de Concordia por los golpes que recibió por parte de dos ladrones que desvalijaron su casa ubicada en avenida Monseñor Tavella al 2313, a media cuadra del hospital Masvernat y en jurisdicción de la comisaría cuarta.

La joven utilizó las redes sociales para mostrar cómo había quedado su rostro tras los golpes que recibió de parte de los malvivientes, en las primeras horas del sábado. Ante Elonce.com dijo que había tomado tal iniciativa “para que se haga justicia”, ya que según denunció, la misma persona que le robó y la golpeó, ya había ingresado a su casa para robar una moto en el mes de enero.

“Llegué a casa, y en ese momento vi que dos personas estaban saliendo. Me pegaron y me robaron la moto”, contó Camila a este medio. La joven asegura que no alcanzó a ver a sus atacantes pero por comentarios de allegados, supo que uno de ellos ya había robado una moto, el pasado 21 de enero a plena luz del día.

“Calculo que me habrán golpeado con un arma, por el chichón que tengo en la cabeza. Porque sólo sentí el golpe y me desmayé”, rememoró la joven en comunicación telefónica con Elonce.com.

Camila demandó atención médica por los hematomas que registró en la zona del abdomen y en las piernas, además de una seria lesión en su ojo izquierdo. Hasta la tarde de este sábado estuvo en observación en el hospital Masvernat, y hoy se recuperaba en su casa.

“Pido que se haga justicia, porque no puede ser que uno llegue a su casa, y le estén robando. Yo estudio y trabajo, todo me cuesta el doble, y la moto que me robaron todavía la estoy pagando”, lamentó.

¿Qué está pasando en Concordia?

Ariel, el padre de la joven atacada, se preguntó: “Cómo puede ser que Concordia, una ciudad tan hermosa y turística, se haya convertido en esto: gente drogada y borracha en los semáforos, gente viviendo de la basura, deambulando por la calle, que ponen en riesgo su vida y la del resto de la sociedad. Nadie se hace cargo de ellos y están quemados por la droga”.

El hombre denunció que es la segunda vez que entran a robar a su casa, en dos meses, pero esta vez, le hicieron lo peor que le puede pasar a un padre: “Que le golpeen a un hijo”.

Es que a Camila la encontraron tirada, desmayada y ensangrentada, bajo la lluvia. “Esos tipos son asesinos casi la mataron”, apuntó.

Los malvivientes se alzaron con dos televisores LED, una garrafa, celulares y una motocicleta Honda Titán negra.