Sancionan a un jugador de Los Murciélagos por pedirle ayuda a Mauricio Macri

Increíble pero real, Lucas Rodríguez hizo un vídeo solicitándole al Presidente respaldo económico para la Selección Femenina de ciegos y lo sancionaron con una tremenda multa.

Lucas Rodríguez, integrante de la Selección Nacional de Fútbol para Ciegos, conocida como Los Murciélagos, fue sancionado por la Federación Argentina de Deportes para Ciegos y deberá abonar 200.000 pesos (el valor de 100 pelotas especiales para su disciplina que cotizan a $2.000 cada una).

La sanción recayó en el cordobés después de haber publicado un vídeo pidiéndole a Mauricio Macri, una ayuda monetaria para que Las Guerreras, la Selección Femenina de Fútbol para Ciegos, pueda viajar a Japón para jugar un torneo internacional.

Rodríguez es empleado de la Municipalidad de Córdoba y realizó la grabación con el permiso del intendente Ramón Mestre, pero según la FADeC (Federación Argentina de Deportes para Ciegos) no estaba autorizado. El titular del organismo, Domingo Latela, ya le había advertido a Lucas Rodríguez que sin su autorización no lo podía hacer.

En la filmación, Lucas se muestra con la ropa del seleccionado, y le recuerda al presidente de la Nación el momento en que se vieron las caras en una visita al CeNARD. Allegados a Rodríguez le comentaron a Clarín que “Lucas siempre defendió los colores de la Argentina y nunca pensó que lo iban a sancionar por el vídeo”.

El abogado defensor del jugador, Jorge Méndez, le envió un descargo a la Federación, pero no hubo caso. Latela explicó que lo dejó viajar a Japón, donde se disputa el Grand Prix Tokio 2018 y en el que ganaron 3 a 0 contra Rusia, pero cuando regrese mantendrá su decisión firme y Rodríguez deberá abonar la sanción económica. “Que la pague en dos o tres veces, pero lo debe hacer”, replicó el funcionario.

En diálogo con Clarín, Méndez aclaró que “todo esto fue notificado al Enard y a la Secretaría de Deportes de la Nación, que respaldaron a mi defendido. El perjuicio que le ocasionan a Lucas es terrible y, además, discriminatorio. El vídeo es claro y lo dice todo”.