Salta: Registran desgarrador llanto de una nena obligada a acatar una decisión judicial

Un video expuso el desgarrador sufrimiento de la niña y los tratos inhumanos de una jueza: “Explíquele que soy la máxima autoridad y puedo sacarla por la fuerza”, gritaba la magistrada.

La jueza de Familia N°5 de Salta, Claudia Noemí Güemes, irrumpió en el hogar de la abuela paterna de la nena para entregársela a su progenitora a pesar de haberse comprobado, en reiteradas oportunidades, la violencia que ejercía sobre la menor.

“Es una vergüenza que tenga que salir de los estrados del Tribunal para venir a decir cómo tienen que ser las cosas”, gritó la jueza. Haciendo gala de su investidura sostuvo: “Soy la jueza, soy más que la licenciada… Señora, explíquele a la niña quién soy, explíquele que soy una autoridad y que puedo llevarla por la fuerza pública”.

Según disposiciones judiciales, la niña quedó al cuidado de su madre hasta que el padre regrese a la ciudad. El hombre es agente de un organismo nacional, por lo que en muchas oportunidades se ve obligado a viajar a otros parajes. La abogada del padre de la nena, Noelia Bonetto, se manifestó indignada con la situación por la forma en la que quedó expuesta la menor, por lo que pedirá la destitución de la magistrada y denunciará a la secretaria Noelia Pérez ante el Tribunal de Superintendencia. “Los audios son desgarradores”, expresó.

Bonetto explicó que la pareja había resuelto un divorcio en buenos términos y luego de que el padre viajara, la nena de cuatro años le detalló los hechos de violencia por parte de su madre.

La letrada recordó que en 2017, la jueza Adriana Martorell decidió otorgar la la custodia de la menor al padre, habida cuenta el testimonio de la directora del jardín al que concurría la nena, a los informes de la Secretaría de la Niñez y las pericias del servicio del Poder Judicial, que constataban la violencia a la que era sometida la niña.

En este sentido lamentó la jubilación de la Magistrada que tenía a cargo la causa y repudió el traslado constante de caso. “Hay favoritismo muy marcado hacia una de las partes”, afirmó Bonetto y agregó que existe “un abuso total de autoridad”.

Fuente: Elonce.com