Comer torta de chocolate en el desayuno ayuda a bajar de peso

Te aporta energía, no tendrás una digestión pesada, estarás más activo, más feliz, habrás liberado endorfinas, tu mente está más despierta, afrontas cualquier reto con ganas y esa actividad extra (gracias al azúcar) te puede hacer llegar a perder peso.

Comer torta de chocolate para desayunar es algo positivo para nuestra salud. Lo dice la ciencia y varios estudios desde el año 2012. Así que ya puedes saltar de alegría.

Según la Universidad de Siracusa, puede mejorar tu memoria y las funciones cognitivas. Ya sabes que el chocolate se relaciona con el placer y se activan neuronas que te relajan y te ponen de buen humor, por lo que empezar así el día es realmente positivo.

Otra manera de empezar el día

Comer torta para empezar el día te prepara para todo lo que venga. Es verdad que cuando estás contento, alegre, con el estómago lleno además por algo que te encanta, todo lo que venga después casi dará igual, lo afrontarás con otro ánimo y estarás muy motivado para luchar contra ello. Ya sea estudiar, trabajar, ir donde corresponda, hacer recados…

Más activo, mejor

Otros estudios dicen que podría llegar a ayudarnos a perder peso. Sí. Una de las razones es que como estás motivado, activo también por el azúcar, tienes más energía y casi como subidón, por lo que es posible que te muevas más, estás enérgico. De ahí esa posible pérdida de peso.

Mejor por la mañana que de noche

Al tomar la torta de chocolate para desayunar tienes todo el día para digerirla, por lo que no estarás pesado por la noche, ni tras una comida estarás incómodo. Ha sido la tarta el plato principal y ha sido suficiente.