Pidieron condena de carácter condicional para Luciano Asselborn

Luciano Asselborn está acusado de extender la red de gas natural en su beneficio, en Valle María. La querella solicitó una pena de tres años.

En 20 años (nuestros actos) fueron revisados, inspeccionados y auditados. No se ha encontrado ninguna faltante de nada, porque nosotros no asumimos la función pública para sacar provecho de nada; pusimos de nuestros bolsillos para que las cosas se pudieran hacer, en un pueblo que carecía de todo tipo de servicios”. Con esas palabras ensayó su defensa final el exintendente de Valle María, Luciano Asselborn, durante la jornada de alegatos en el juicio que lo tuvo como único imputado por el delito de Peculado de servicios, a raíz de la obra del gas natural iniciada en 2007 en unos lotes que le pertenecían. En la denuncia que se tramitó en la Justicia de Diamante se lo acusó de haber proyectado una obra de ampliación del servicio con fondos de la administración pública y valiéndose de su condición de funcionario. Ayer, en horas de la tarde, tuvieron lugar los alegatos en los Tribunales de Paraná y los representantes tanto de la acusación pública como privada pidieron condenas de cumplimiento condicional para el exjefe comunal: la fiscal Matilde Federik solicitó una pena de dos años y seis meses, mientras que el querellante Nelson Schlotahuer reclamó una sanción de tres años.

Los defensores Rodolfo Parente y Ramiro Pereyra entendieron que los hechos por los que se juzgó a Asselborn no se pudieron probar, por lo tanto reclamaron su absolución. El tribunal estuvo integrado por Rafael Cotorruelo, José María Chemez y Gustavo Pimentel.

“Son adversarios”

Asselborn se explayó durante varios minutos sobre las motivaciones políticas que tuvieron las denuncias en su contra. Contó que en 2004 tenía como “tenedor de libros” a (Juan Carlos) Klein y como “chico de los mandados políticos” a (Arsenio) Ortman, actual intendente de Valle María. Explicó que tomó la decisión de separarlos porque ya no les tenía confianza. “Ese fue el motivo suficiente para que salieran con otros grupos de adeptos a juntar firmar para pedir mi destitución”, repasó. Sostuvo que pese al extenso listado de denuncias en su contra “no han podido probar absolutamente nada”.

Defendió la prueba

En su alegato la querella coincidió en la fundamentación vertida por la Fiscalía, al sostener que existió un contrato suscripto entre el municipio de Valle María (representado por Asselborn) y la empresa Infobras SRL, para llevar adelante la obra de ampliación de la red de gas domiciliaria de gas natural. “Eso lo hizo en un doble rol, como presidente municipal y como beneficiario. Nada prohíbe que una persona contrate con la comuna, lo que tendría que hacer es salvaguardar esa situación”, observó el querellante Nelson Schlotauer. El abogado dijo que se pudo probar que los trabajos comenzaron, pero que se abandonaron cuando tenían un avance del 40% al asumir la nueva gestión. El acusador hizo hincapié en el reconocimiento que hizo el imputado del pago de la obra con una factura que había ingresado en 2007 al circuito administrativo del municipio. “Él reconoce en este juicio habérsela llevado, simplemente con el argumento de que la iba a pagar, que había sido una distracción o un error. Alguien que lleva más de 20 años en la actividad pública, que fue secretario de Obras Públicas del gobierno de Montiel, emplea eufemismos que no pueden validar lo que sucedió”, esgrimió el letrado.

Además especificó que no se cuenta con constancias ni registros de que a los operarios municipales que trabajaron en la obra les haya pagado Asselborn.

El vocal Cotorruelo comunicó que el adelanto de sentencia se conocerá el 20 a las 12.

La defensa dijo que no se pudo probar el delito

La defensa reclamó la absolución por considerar que no se pudieron probar los hechos que se le atribuyen al exfuncionario. En el planteo se sostuvo que no se “configuró una figura delictiva” ni tampoco se concretó “un beneficio legítimo”. En esa línea se defendieron los términos del cuestionado contrato: “Es claro, y se contrató en las mismas condiciones que lo hubiese hecho cualquier habitante de Valle María”, alegó el abogado Rodolfo Parente. De la misma manera atacó las pruebas presentadas y reiteró que “no está probado que esos servicios lo haya pagado la Municipalidad”. Al igual que el codefensor aseguró que los materiales fueron pagados por Asselborn y descartó que el imputado haya encarado una obra en beneficio propio. “Todo el radio céntrico y periférico tenía el tendido de gas natural. No postergó a nadie en beneficio propio, no obtuvo una ventaja patrimonial”, argumentó el exlegislador nacional.
Por su parte, Pereira negó que con la obra de extensión del gas Asselborn haya obtenido un privilegio y además “quiso pagarla; de hecho pagó un anticipo, y luego fue discriminado por la administración siguiente. Al día de hoy no está extendido el gas en una zona central”.
Fuente: UNO