Se había declarado en contra, pero ahora Scioli podría votar por la despenalización

El actual diputado dijo que está “estudiando el tema” a la vez que ponderó que que en los países que han despenalizado “ha bajado sustancialmente la mortalidad materno-infantil”. En la campaña de 2015 se había declarado en contra.

Daniel Scioli podría votar a favor de la despenalización del aborto luego de haberse manifestado públicamente en contra durante la campaña electoral de 2015. En el medio, también se conoció que el exgobernador bonaerense había instado a su pareja, Gisela Berger, a interrumpir el embarazo del que finalmente resultó Francesca, la hija de ambos.

Scioli evitó confirmar si prestará su voto en la Cámara de Diputados para avanzar en la ley que legalice el aborto, aunque insinuó que podría inclinarse en ese sentido al destacar que en los países que han despenalizado “ha bajado sustancialmente la mortalidad materno-infantil”.

Consultado por Infobae.com sobre si tenía una posición tomada respecto al debate Scioli dio marcha atrás sobre el rechazo que había pro clamado años atrás.

“Estoy estudiando el tema, siguiendo muy de cerca a los especialistas”, dijo.

“Todos los que dicen “estoy a favor de la vida”, obvio, todos estamos a favor de la vida. El tema es hacerlo con una educación sexual y con una cobertura sanitaria y sincerar una situación que está trayendo evidentemente muchas consecuencias de todo tipo. Y cuando uno ve los países que han avanzado en la implementación de la despenalización ha bajado sustancialmente la mortalidad materno-infantil. Es un debate muy interesante y esta es, en estos momentos, la reflexión que yo le puedo hacer”, le dijo a Luis Novaresio, que lo entrevistó.

En octubre de 2015, en plena campaña electoral, el entonces candidato presidencial del Frente para la Victoria “no” estaba “de acuerdo” ni con la despenalización del aborto y el de la marihuana. “Son dos temas en los que tengo una opinión contraria. No estoy de acuerdo”, dijo aquel la vez en una entrevista.

Por otro lado, el año pasado, cuando Scioli reveló que su pareja, la modelo Gisela Berger, esperaba un hijo, la respuesta inmediata de ella -en crisis con el exgobernador- fue: “Es una locura todo lo que está diciendo. Él quería que me haga un aborto”. “Obvio que sigo (embarazada), pero él está hablando como si fuera el padre feliz cuando no es así”, disparó.