Bebote Álvarez: “son capaces de matar a cualquiera”

Ante la Justicia, Bebote Álvarez ratificó que tanto Hugo Moyano como Pablo Moyano “lavaban plata” y aportó más pruebas y nombres sobre la causa.

El barra brava de Independiente apuntó a Hugo y Pablo como partícipes de maniobras de lavado.

Pablo “Bebote” Álvarez hizo su declaración testimonial este martes 13/03 frente al juez federal de Quilmes, Luis Armella, durante un períodos de 3 horas. Fue en el marco de la causa donde fueron imputados por lavado de dinero los dirigentes sindicales Hugo y Pablo Moyano, tras los dichos del ex barra brava de Independiente. Álvarez reiteró que el sindicalista y su hijo “lavaban dinero” y aportó “más nombres que serán llamados como testigos, nombres de empresas y datos sobre posibles maniobras ilícitas”, señalaron fuentes judiciales.

El ex jefe de la barra brava de Independiente está detenido por asociación ilícita y fue su ampliación de indagatoria en esa causa (que tr amita en Lomas de Zamora) la que derivó en la apertura de un nuevo expediente, que puede complicar al líder de Camioneros y a su hijo. El testimonio inicial de Álvarez contra los Moyano había sido en el marco de una declaración ante el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale.

Tras escuchar sus dichos, en enero pasado, Vitale extrajo testimonio y lo envió a la justicia federal. En sus declaraciones ante Vitale, Álvarez aseguró, entre otras cosas, que los Moyano extorsionaban empresas de diferentes rubros, utilizando al club para blanquear dinero de Ancora, la constructora ligada a la familia política de Hugo Moyano.

Precisamente entre las 13 medidas requeridas por Silvia Cavallo estuvo que se “recabe información respecto a si las empresas Acindar, Loma Negra, Garbarino y Kalciyan SA, han sufrido algún tipo de extorsión, exigencia dineraria y/o la obligación de entrega de bienes o productos por parte del Club Atlético Independiente y particularmente de Pablo Moyano y/o del gremio de Camioneros”.

En su requerimiento de instrucción, Cavallo también apuntó a Héctor Maldonado, amigo de los Moyano y también miembro de la comisión directiva de Independiente. En tanto que aclaró que era sin perjuicio de los demás nombres que pudieran surgir en el curso de la investigación. Sin embargo, ahora con la testimonial de Álvarez el expediente en manos del juez Armella, comienza a considerarse independiente de la investigación sobre maniobras en el Club Independiente.

Hace 10 días, la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo pidió al juez Armella 13 medidas de prueba y también imputó al Secretario General de Independiente Héctor “Yoyo” Maldonado y a los directivos de la firma Aconra SA, “sin perj uicio que con el avance de la investigación recaiga imputación penal en otros directivos y/o personas”.

La investigación en este expediente por presupuesto lavado de activos, se encuentra a cargo del juzgado del juez Luis Armella.

Lo que dio origen a este expediente por maniobras de blanqueo fueron las declaraciones del barrabrava el 15/12. Álvarez había pedido declarar nuevamente. Buscó acordar con la fiscalía acogerse al programa de imputados protegidos pero no lo logró, porque en la provincia de Buenos Aires tal figura no está contemplada. Entonces, sólo amplió su declaración indagatoria, en la que apuntó a Hugo y Pablo Moyano como partícipes de maniobras de lavado de dinero.

Esas acusaciones fueron “extraídas” para ser investigadas en otra causa, que es la que recayó en el juzgado de Armella.

Según confirmaron fuentes judiciales, Álvarez llegó poco antes de las 10 de la mañana de est e martes 13/03 al juzgado federal de Quilmes y habló durante 3 horas ante el juez Armella.

Respondió una gran cantidad de preguntas y no dudó al ratificar sus dichos: Hugo y Pablo Moyano “lavaban dinero a través del Club Independiente”, señaló.

En su extensa declaración amplió las acusaciones contra el líder sindical, señaló “aportando más pruebas, nombres de personas y empresas”, según indicaron fuentes de la causa, cómo extorsionaban a diferentes firmas “para ceder productos” a favor de la institución deportiva. Además, Bebote Álvarez mencionó indicó una red de sociedades utilizadas “por la familia Moyano” para justificar diversos gastos. El juez Armella citará en breve a otros testigos a declarar, como resultado de la testimonial del ex barra brava.

Por otro lado, fuentes judiciales indicaron a Clarín que los dichos de Álvarez “son factibles, probables y comprobables” y que el juzgado iniciará la tare a de analizar la veracidad de las información proporcionada. Bebote Álvarez denunció que el dinero producido por todas las ventas de futbolistas efectuadas por Independiente era depositado en una cuenta de un banco radicado en una guarida fiscal. Y desde allí era derivado a una mesa de dinero en Argentina, manejada supuestamente por Pablo Moyano, actual vicepresidente primero de la institución.

El circuito de esa plata continuaba con su derivación a una mesa de dinero, que según las acusaciones del barra se encuentra vinculada a un vicepresidente del club (uno de los anteriores, Noray Nakis, está detenido) y a Pablo Moyano, por entonces vocal de la Comisión Directiva. Consta en el expediente que dichas sumas de dinero eran puestas a trabajar en el “circuito financiero y generaba ganancias que no eran declaradas en los balances del club”: allí sólo se consignaba el “monto original surgido de la venta de los futbolistas”.

El panorama judicial de los Moyano incluye causas en la justicia federal porteña, la de Córdoba, Morón, Quilmes y en el fuero Penal Económico.

Confesión de Bebote Álvarez a la que tuvo acceso Infobae: