Yeza es el líder de “La Cámpora” de Mauricio Macri

Se renovaron las autoridades en la agrupación sub-40 y quedó como presidente el intendente de Pinamar, Martín Yeza. “Vamos a ser el espacio de paladar negro”, dijo ante sus compañeros de ‘La Generación’, el espacio que buscará desplegar una red de contactos con la Justicia, sindicatos y empresarios y que tendrá su prueba de fuego en las próximas elecciones.

No pasan los 40 años, ocupan cargos estratégicos y piden pista para la renovación en Cambiemos. Su misión es depurar al radicalismo como factor de influencia, jugar con el ADN Pro-puro y desplegar una red de contactos con la Justicia, sindicatos, empresarios. El primer paso será “copar” las listas legislativas de cara al 2019.

Así, mientras la plana mayor del oficialismo anunció que tanto Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta irán por las reelecciones en las próximas elecciones, renovaron las autoridades de la corriente de futuros líderes de Cambiemos, cuyo cabeza ahora es el intendente de Pinamar, Martín Yeza.

La Generación es el espacio que promete convertirse en el ala dura del Gobiern o y que buscarán gobernar el país en el futuro, está compuesto por más de 300 militantes que nacieron en democracia. En su mayoría son profesionales o universitarios que tienen una cosmovisión diferente de la militancia: “menos ideología” y más variedad de ideas.

En la cantera de La Generación hay varias segundas líneas del Gobierno: por ejemplo, Juan Manuel Fernández es el Enlace Parlamentario para la Jefatura de Gabinete y hombre de estrecha confianza del ministro coordinador Marcos Peña.

También están Juan Gowland, que es el coordinador General del Ministerio de Modernización y hombre de Andrés Ibarra; Manuel Vidal, que forma parte del riñón del ministro de Educación Alejandro Finocchiaro; Maria Pia Delneri, politóloga y vocera del Canciller, Jorge Faurie; Agustín Morad, coordinador del Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo del ministerio de Trabajo y Sebastián Tabakman, vocero del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El vidalismo también tiene su propia influencia: está Noelia Ruiz, politóloga y mano derecha de Federico Salvai en la gobernación bonaerense y Alex Campbell, subsecretario de gobierno y asuntos municipales del gobierno de la Provincia. También están en la agrupación Sergio Siciliano, subsecretario de educación de la Ciudad; los hermanos Juan Ignacio y Martín Maquieyra, titular del IVC porteño y diputado respectivamente y Noelia Ruiz, del equipo de Vidal.

“Vamos a ser el espacio de paladar negro”, avisó Yeza luego de ser nombrado el presidente del espacio. Si bien en las últimas elecciones su nombre había sonado como posible candidato a senador (que luego quedó en manos de Esteban Bullrich), este liderazgo significa un paso clave de cara al 2019. Como vicepresidente quedó Juan Manuel Fernández, hombre clave del círculo de Marcos Peña.

Su prueba d e fuego será en las próximas elecciones. Hay quienes se aventuran a imaginar que Yeza tiene chances a futuro de colocarse como un “presidenciable” por su gestión en Pinamar y por la confianza que genera en la mesa chica del armado de Cambiemos.