Trump echó a Tillerson y lo reemplazará Mike Pompeo

Cambio en el gabinete del Presidente de Estados Unidos: fuera su secretario de Estado.

Cambio en el gabinete del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump: despidió a su secretario de Estado, el empresario Rex Tillerson; y convirtió en jefe de la política exterior a quien comandaba la central de inteligencia CIA, Mike Pompeo.

Tillerson, ex CEO de la petrolera Exxon, acumulaba día a día diferencias con Trump, y ya el 30/11/2017 The Washington Post y The New York Times habían coincidido en que había planes en la Casa Blanca para desplazarlo. Ahora, la primicia fue del matutino de Jeff Bezos, el Post.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, echó a su secretario de Estado, Rex Tillerson, y lo reemplazó por el director de la CIA, Mike Pompeo, en lo que es un cambio mayor a su equipo de seguridad nacional. Al frente de la CIA quedará por primera vez una mujer, Gina Haspel.

Trump confirmó desde su Twitter: “Mike Pompeo, Director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo Secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio! Gina Haspel se convertirá en la nueva directora de la CIA, y la primera mujer elegida. ¡Felicitaciones a todos!”

La primicia fue obtenida por el diario The Washington Post, que destaca que el movimiento llega en medio de delicadas negociaciones con Corea del Norte.

Trump le pidió a Tillerson que diera un paso al costado el viernes 9/3, y el diplomático tuvo que acortar su viaje a África para regresar a Washington. El mandatario alabó a Pompeo y Haspel en un comunicado que le envió al Post: “Estoy orgulloso de nominar al Director de la Agencia Central de Inteligencia, Mike Pompeo, para ser el nuevo secretario de Estado”, escribió Trump. “Mike se graduó primero de su clase en West Point, sirvió con distinción en el Ejército estadounidense, y se graduó con honores de la Escuela de Leyes de Harvard. Fue luego a servir a la Casa de Representantes de USA, con un historial comprobado de trabajar más allá de partidario.”

Según 3 oficiales de la Casa Blanca citados por The Washington Post, el Presidente -que hace mucho tiene choques con Tillerson, a quien considera “demasiado establishment” en su manera de pensar- sentía que era el momento indicado para hacer el cambio, mientras se prepara para empezar conversaciones con el líder norcoreano, Kim Jong-un, así como otras negociaciones comerciales.

¡Mike Pompeo lo logró!