Macri habló con Trump por los aranceles al acero y el aluminio

Según informaron fuentes oficiales, el Presidente llamó a su para de USA para pedirle que revea la imposición de impuestos al ingreso de los metales que produce la Argentina. Trump habría prometido evaluarlo.

La página de la Casa Blanca publicó un comunicado sobre la charla entre Macri y Trump

Tras la decisión del gobierno de USA de aplicar aranceles a las importaciones de acero y aluminio, el presidente Mauricio Macri se comunicó telefónicamente con su par estadounidense, Donald Trump, para pedir que Argentina sea exceptuada de los gravámenes. La charla fue confirmada por fuentes oficiales y es parte de las negociaciones que se llevan desde que la Casa Blanca iniciará la guerra comercial por estos metales.

Según el parte oficial de Presidencia, Macri “le expresó su preocupación por el potencial efecto negativo de esas medidas”. En respuesta, Trump se comprometió a evaluar su pedido para que la Argentina sea exceptuada de cualquier medida restrictiva que afecte las exportaciones de acero y aluminio hacia USA.

“Los mandatarios también conversaron sobre la Cumbr e de las Américas que se llevará a cabo en Lima en abril próximo y sobre la situación financiera del Banco Interamericano de Desarrollo”, señala la misiva.

La llamada fue confirmada además por un comunicado de la Casa Blanca, que agregó que ambos presidentes se refirieron a la situación del país que dirige Nicolás Maduro. “El presidente Donald J. Trump habló hoy con el presidente de la Argentina, Mauricio Macri, para discutir la fuerte relación entre ambos países”, comenzó la comunicación oficial y agregó: “El presidente Trump subrayó la necesidad de trabajar juntos en la región para traer la democracia al pueblo de Venezuela, y ambos líderes discutieron discutieron las potenciales tarifas al acero y el aluminio. Acordaron estar en contacto para estrechar la robusta relación bilateral”.

Trump, firmó la imposición de aranceles del 25% a la importación de productos siderúrgicos y del 10% en el caso del aluminio, desoyendo lo s reclamos de los países afectados.

Según indicó una fuente de la Casa Blanca la medida deja afuera “por ahora” a México y Canadá. Desde algunos días antes de conocerse la decisión, varios gobiernos, entre ellos, Japón, China, Alemania, la Unión Europea, México y Brasil criticaron la medida y anunciaron represalias si se aplicara la norma.

Según trascendió, entre los argumentos expuestos por el Gobierno se destaca la baja participación que tienen las ventas nacionales en el mercado norteamericano ya que las exportaciones argentinas representan para un 0,6% del acero y 2,3% del aluminio de todas las importaciones que hace USA en ambos rubros