Pedirán condena efectiva para el exintendente de Valle María

A Luciano Asselborn se lo acusa de que durante su gestión utilizó fondos públicos para la obra del tendido del gas natural en beneficio propio.

El martes comenzó en los Tribunales de Paraná el juicio oral y público al exintendente de la antigua junta de fomento de Villa Valle María Luciano Asselborn, a quien se le imputó el presunto delito de Peculado de servicios por la obra del tendido del gas natural en unos lotes que en 2007 eran de su propiedad. Así consta en la denuncia que en 2009 presentó la gestión municipal que lo precedió y que estaba encabezada por el vecinalista Juan Carlos Klein. La acusación sostiene en su parte medular que Asselborn encaró una obra con fondos públicos que quedó inconclusa, pero que además buscó el beneficio propio valiéndose de su función en la administración pública, ya que con su ejecución haría incrementar el valor del loteo.

En la primera jornada del debate declararon el imputado, el presidente municipal que lo sucedió en el cargo, Juan Carlos Klein y el actual jefe comunal, Arsenio Ortman. Los alegatos estaban previstos para ayer, pero debieron reprogramarse por la cargada agenda que tienen los vocales de Paraná, informaron fuentes judiciales a UNO.

La querella que representa Nelson Schlotahuer adelantó que solicitará una condena de cumplimiento efectivo, en un delito que prevé hasta 10 años de prisión.

La factura que se esfumó

La investigación del hecho debió sortear varias etapas y recién después de varios años pudo llegar a juicio oral. La denuncia radicada en la Fiscalía de Diamante se sustentó en la prueba documental y en la interpretación de la querella hubo un hecho que merece especial atención: la factura que certifica el pago por parte de la Municipalidad de la obra, pero que extrañamente desapareció sin dejar rastro.

Para el querellante Schlotahuer en esta maniobra le cabe exclusiva responsabilidad al exintendente. “Se detectó una factura a nombre de la Municipalidad por trabajos en el lote del señor Asselborn. Esa factura desapareció del municipio, cuando en realidad tenía fecha de ingreso días antes del cambio de gobierno. El mismo acusado reconoció habérsela llevado de la Municipalidad; la agregó al expediente posteriormente una vez que lo citaron, manifestando que él se la había llevado para pagarla. Es una cosa que no tiene mayores explicaciones ni fundamentos. Debería tener un recibo de ese pago”, ilustró.

El abogado consideró que el hecho “está totalmente probado” más allá de que la interpretación del imputado difiera con la realidad. “Para él se trata de un tremendo error”, observó. Insistió en que toda la prueba documental sobre la cual se sostiene la acusación acredita que se cometió una maniobra irregular, por lo que se tendrá que establecer si se incurrió en un delito y cuál será la pena aplicable. “Será para discutir la pena que se va a pedir en concreto”, argumentó el letrado.

“Hubo un intento de careo entre Asselborn y Ortman que no terminó en forma satisfactoria para el acusado. Asselborn, en su declaración indagatoria, aseguró que cuando era intendente de Valle María tenía cubierto todo el centro con la obra de gas natural. Ortman dijo que había algunas calles donde no había servicio de gas”, graficó.

Los alegatos se aplazaron para el 15, a las 15, y allí se conocerán los razonamientos de cada una de las partes con respecto al hecho investigado.
Un juicio largamente esperado.

En principio el debate oral se había programado para el 3 de noviembre de 2017, pero por diferentes cuestiones se terminó postergando. En esta causa también se dirime una caliente interna política, al parecer resuelta con permanente denuncias cruzadas.

Como fiscal coordinadora participa Matilde Federik, mientras que los abogados defensores del exjefe municipal son Rodolfo Parente y Ramiro Pereira. Por su parte, el tribunal está integrado por Rafael Cotorruelo, José María Chemez y Gustavo Pimentel.