Bonadio contra Moyano: Allanaron sede de Camioneros

La sede del sindicato de Camioneros en el barrio porteño de Constitución fue allanada este martes 06/03 en el marco de una causa que investiga el supuesto lavado de dinero en la compra de terrenos en la localidad cordobesa de La Falda. Un juez de Córdoba envió un exhorto a Claudio Bonadio para que disponga el procedimiento en la sede gremial.

El juez federal de Córdoba Alejandro Sánchez Freytes remitió un exhorto a Claudio Bonadio para que dispusiera la realización de un allanamiento en la obra social del gremio Camioneros que conducen Hugo Moyano y su hijo Pablo para solicitar libros contables y societarios.

Sánchez Freytes tiene a su cargo un expediente judicial que busca determinar si hubo irregularidades en la compra de unos terrenos en La Falda, Córdoba, por parte de Camioneros. La denuncia fue realizada por el fiscal federal Gustavo Vidal Lascano, a raíz de “una operación de compra-venta de inmuebles que en tres meses pasaron de valer 300.000 pesos a $ 500.000 y que el sindicato pagó a 6 millones de pesos”, según la presentación del fiscal.

El procedi miento lo llevó a cabo la Policía Federal Argentina en la sede que el gremio tiene en la calle San José, en el barrio porteño de Constitución. Según publicó Infobae, durante esta mañana ya había tenido lugar otro operativo en la Federación de Trabajadores Camioneros y Obreros del Transporte, en Avenida Caseros 921, mientras que esta tarde se continuó con los trabajos en el edificio de calle San José.

La medida se llevó adelante en un horario en que la sede no contaba con el grueso de los empleados del lugar, ya que tiene horario de cierre a las 17 y la mayoría ya había concluido su jornada laboral.

Fuentes cercanas al gremio precisaron a este medio que Hugo Moyano se retiró de allí alrededor de las 15 y en un ambiente de total normalidad a pesar de que se había tenido conocimiento de la medida dispuesta en las instalaciones de la Federación está mañana.

Además del desplieg ue en el edificio principal de calle San Juan, los efectivos de PFA se acercaron a un anexo en calle Brasil al 1500, ubicado a sólo 150 metros del primer lugar allanado, aunque quienes participaban de las maniobras dijeron no poder brindar datos al respecto, ni sobre la causa que motiva las acciones.

Una vez terminado el procedimiento, Rodrigo Condori, de Asuntos Jurídicos del sindicato, dialogó brevemente con la prensa y afirmó que ellos tienen “todo en orden”. Sobre lo que se llevaron, detalló: “Eran balances desde 2009 a 2017. También se pidió documentación sobre la famosa compra del hotel de Córdoba. Está todo documentado, con los precios, la forma de pago y como se libraron los cheques”.