Trump, Merkel y Macron llaman a una tregua inmediata en Siria

El Presidente estadounidense, Donald Trump, mantuvo conversaciones telefónicas con los jefes de Gobierno de Francia y Alemania, con los que acordó “exigir la aplicación inmediata de la resolución de la ONU” sobre la tregua en Siria.

Angela Merkel y Trump acordaron el jueves 1/3 que la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, llamando a un cese al fuego de 20 días en Siria, debería ser implementado inmediatamente. “Ambos estuvieron de acuerdo en que el régimen sirio y sus aliados rusos e iraníes deberían implementar pronto y completamente la Resolución del Consejo de Seguridad 2401 (2018). Esta resolución demanda un cese al fuego inmediato en Siria”, dijo el portavoz de Merkel el viernes 2/3. “La canciller y el Presidente también están preocupados sobre l os últimos dichos del Presidente ruso, Vladimir Putin, sobre el desarrollo de armas y su impacto negativo en los esfuerzos internacionales por controlarlas”, agregó el portavoz Steffen Seibiert en un comunicado.

Emmanuel Macron y Trump conversaron el mismo día y “decidieron trabajar juntos para la implementación de la Resolución 2401 para permitir el cese de hostilidades, la entrega de ayuda humanitaria, y la evacuación de los heridos y los enfermos”, comunicó la presidencia francesa el viernes 2/3. El Presidente francés dijo que París tendría una “respuesta firme” en coordinación con Washington si la investigación al uso de gases tóxicos contra civiles por parte de las fuerzas sirias era demostrado. La Organización para la Prohibición de Armas Químicas lanzó una investigación hace 1 semana sobre acusaciones contra el Gobierno sirio por el presunto uso de gas cloro como arma en Guta.

El sábado 24/2, el Consejo de Seguridad las Naciones Unidas habían votado por una resolución llamando a una tregua de 30 días en Siria, luego de que el Gobierno de ese país lanzara una ofensiva contra el último enclave rebelde en Guta del Este.

Rusia anunció una tregua de 5 horas diarias a comienzos de esta semana, que si bien condujo a la disminución de los bombardeos, no tuvo las consecuencias humanitaras deseadas sobre el terreno.

Washington, explica el diario mexicano El Universal, consideró la tregua fallida. “El fallido alto al fuego (en Siria) pone en duda el compromiso por parte de Rusia de reducir la violencia y negociar una solución políticas”, dijo la portavoz del departamento de Defensa, Dana White. Consideró que “Rusia aviva las tensiones entre todas las partes y después se ofrece como un árbitro para resolver las disputas, intentando socavar la posición negociadora de todos.”

La portavoz del departamento de Estado, Heather Nauert, calificó de “broma” la propuesta rusa de los corredores humanitarios para evacuar a la población civil de Guta del Este. “La idea que Rusia ha llamado corredores humanitarios -quiero ser clara en esto- es una broma”, dijo, alegando que los habitantes de la zona tienen miedo a usar estos corredores humanitarios ya que podrían ser reclutados por las tropas de Bashar al-Assad, detenidos o incluso asesinados.

Los bombardeos del régimen continúan fuera del horario de tregua (de 9 de la mañana a 2 de la tarde, todos los días), y el corredor humanitario instaurado por Rusia, para que los civiles puedan evacuar la zona, permanece ostensiblemente vacío.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) -ONG informativa ligada a la oposición siria con sede en el Reino Unido-, 613 civiles, incluyendo 150 niños, perdiero n la vida desde comenzados los bombardeos el 18/2, y 3.500 personas resultaron heridas.

Los únicos civiles que han logrado abandonar Guta del Este esta semana fueron una pareja de septuagenarios paquistaníes, según informó la Media Luna Roja. Según Rami Abdel Rahman, director del ODSH, esta salida no se efectuó gracias a la tregua rusar sino a “negociaciones dirigidas dese hace tiempo por la embajada paquistaní”.