Estados Unidos: El yerno de Donald Trump perdió su acceso al “top secret”

El yerno de Donald Trump tenía una autorización interina para acceder a la información ‘Top Secret’, pero la acaba de perder. Si Jared Kushner nunca llegó a tener una autorización permanente, según The Washington Post, fue porque varias potencias extranjeras lo ven como una figura fácilmente manipulable, debido a su intrincada red de negocios, se deuda millonaria y su falta de experiencia en política exterior.

El yerno y asesor del Presidente estadounidense, Jared Kushner, perdió su permiso de acceso a la información de “alto secreto”, quedando vetado su acceso a la información de inteligencia más delicada del Gobierno de USA, informaron el Portal Político y CNN. El permiso de Kushner fue rebajado a “secreto”.

Kushner se encuentra trabajando en un intento de proceso de paz entre palestinos e israelíes, además de estar al frente en negociaciones con México, China y Canadá, por lo que la rebajación podría ser particularmente nociva para el yerno de Trump. Él, hasta ahora, acceso a la información de “alto secreto”, gracias a un permiso temporal concedido por la Casa Blanca. No había logrado uno permanente porque para ello es necesario que las agencias de seguridad completen una investigación sobre sus antecedentes (escrutinio del FBI), que en su caso aún no había concluido.

El caso de Rob Porter, explica el diario El Comercio de Perú -quien renunció este mes a su cargo a la Casa Blanca tras haber sido acusado de maltrato-, atrajo la atención a los permisos de acceso a información confidencial y desató especulaciones sobre por qué se estaba tardando tanto en los exámenes de antecedentes de Kushner y “docenas” de otros que accedían a los datos con permisos temporales.

El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, anunció a mediados de mes que retiraría los permisos temporales a quienes llevaran más de 8 meses utilizándolos. Politico reveló que el viernes 23/2, Kushner y otros recibieron una notificación informándoles sobre la rebaja.

“¿Qué significa perder una autorización de alto secreto en el contesto de las negociaciones árabes-israelíes? No sabés lo que no sabés y aún si necesitaras saberlo, no puedes”, escribió en Twitter el experto en Medio Oriente, Aaron David Miller. “¿Por que perder la autorización de alto secreto es una mala noticia para el enviado a Medio Oriente? Pérdida de credibilidad/filo con tus interlocutores. Saben que no podés estar leyendo sobre ellos; y dada la cantidad de actores en movimiento, no tenés manera de saber lo que no sabés.”

Según The Washington Post, una razón por la que Kushner no ha podido obtener el permiso permanente es los extendidos contactos que ha tenido con oficiales extranjeros. Según el artículo, autoridades de 4 países -los Emiratos Árabes Unidos, China, Israel y México- han discutido maneras de manipular a Kushner, basándose en sus deudas y su inexperiencia.

“La autorización de seguridad de Kushner ha sido sujeto de controversia desde hace mucho, a la luz de las revelaciones de que había fallado en revelar docenas de holding financieros en sus formularios de autorización de seguridad, así como docenas de contactos con líderes extranjeros y oficiales”, escribieron Sabrina Siddiqui y Tom McCarthy del diario The Guardian. “Entre las omisiones de Kushner estuvo un encuentro en diciembre de 2016 con Sergey Kislyak, quien entonces era embajador ruso en USA, y otro con el director de un banco del Estado ruso que había sido sancionado por USA.”

“Jared Kushner tiene algunos problemas significativos, aún si no sabemos exactamente cuáles son todavía. Ha perdido su autorización de seguridad de alto secreto, y varios gobiernos extranjeros, incluido el de China, creen que sus intereses en los negocios lo han vuelto vulnerable a la manipulación”, escribió David Leonhardst del diario The New York Times. Jennifer Rubin de The Washington Post escribió que en cualquier otra Casa Blanca, Kushner se quedaría sin trabajo o debería alejarse momentáneamente de asuntos de seguridad nacional. Pero en la Casa Blanca de Trump, es posible que el Presidente estadounidense deje a su yerno en su función y hasta continúe mostrándole información de alto secreto, planteó Susan Hennessey de Lawfare.