Sudáfrica se queda sin Presidente: Renunció Jacob Zuma

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha cedido a la presión y ha comunicado oficialmente que ha “tomado la decisión de dimitir con efectos inmediatos”. Zuma se ha dirigido a los sudafricanos desde Presidencia, en un esperado discurso retransmitido en directo por televisión este miércoles 14/02, en el que ha manifestado que, a pesar de no estar de acuerdo con la decisión de su partido, ha optado por acatar las órdenes. El presidente del Congreso Nacional Africano, Cyril Rampahosa, tomará el relevo como presidente de Sudáfrica.

El Presidente sudafricano, Jacob Zuma, anunció su renuncia inmediata este miércoles 14/02, después de que su propio partido, el Congreso Nacional Africano (CNA) lo amenazara con destituirlo con una moción de censura, que estaba prevista para mañana jueves.

Zuma no se había pronunciado desde que, el martes, la cúpula del histórico Congreso Nacional Africano (el hegemónico partido del poder en Sudáfrica desde el fin del apartheid en 1994) le dejó acorralado al pedirle la renuncia. Y aunque en su discurso de este miércoles 14/02, Zuma empezó apuntando que seguía en actitud de resistencia, diciendo que “no temía a ninguna moción de censura” y que no se la habían dado las razones por las cuales debía abandonar, el polémico Presidente, en el poder d esde 2009, acabó con un giro inesperado anunciando su dimisión.

El partido gobernante le había dado un plazo de 48 horas al mandatario para dimitir. Los vientos en su contra comenzaron a soplar cuando Zuma intentó promover la candidatura de su ex esposa, a principios de 2017.

Las autoridades llevan a cabo una investigación por un caso de desvío de dinero público y de tráfico de influencias en el que estarían presuntamente implicados tanto miembros de la familia de empresarios importantes y vinculados con la política, como el Presidente sudafricano, que ha llegado a sumar más de 800 causas judiciales a lo largo de su carrera.

“He servido al pueblo de Sudáfrica lo mejor que he podido. Estoy eternamente agradecido de que hayan confiado en mí con el cargo más importante en la Tierra, pero cuando lo acepté comprendí y me comprometí a someterme a la ley suprema de la Tierra: la Constitución”, ha enfatizado Zuma durante su discurso.