Siria derribó F-16 “in fraganti” e Israel quiere venganza

Israel dijo que lanzó ataques aéreos contra defensas aéreas y objetivos iraníes en Siria, mientras que el ejército sirio afirmó haber derribado un F-16 israelí que se estrelló en el norte de Israel. El ejército israelí dijo que el avión F-16 se estrelló durante una misión para atacar instalaciones de donde salían drones iraníes en Siria.

Irán y las fuerzas apoyadas por este país han establecido puestos militares importantes en Siria mientras luchaban en apoyo del presidente Bashar al-Assad.

A primera hora de la mañana del sábado 10/02, un helicóptero israelí Apache derribó un dron iraní que había penetrado en el espacio aéreo de Israel.

En respuesta, varios cazas de combate israelí atacaron la instalación militar iraní en la zona de Tadmor de la que salió el aparato no tripulado. Tal como en anteriores ocasiones en los últimos 2 años, las defensas antiaéreas del ejército sirio se activaron disparando al menos 25 misiles contra los cazas.

Un F-16 que participó en el ataque fue derribado en territorio israelí. Los 2 pilotos israelíes abandonaron el caza antes de estrellarse. Uno de ellos, se encuentra en estado grave en el Hospital de Haifa.

2 horas después llegó una ofensiva aérea de Israel contra blancos militares iraníes y sirios en el país vecino mientras en las poblaciones del norte israelí se activaban las alarmas antiaéreas.

Pero Israel sabe que hay problemas con su permanente hostilidad en Siria, que lleva años y es de variada intensidad.

Benjamin Netanyahu, quien días atrás visitó el Golán acompañado de sus principales ministros, recientemente se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú, que un actor fundamental en la región.

“No permitiremos que Irán, el principal promotor del terrorismo en la zona, se afiance militarmente en Siria y en Líbano”, advirtió Netanyahu aludiendo la denuncia de su país sobre la construcción de una fábrica de misiles en suelo libanés y la presencia militar chií cerca de su frontera con Siria.

Putin posee la respuesta a si estallará un enfrentamiento a gran escala entre Israel y el eje liderado por Irán. El ejército ruso ha sido y sigue siendo fundamental para Bashar al Asad -a quien la alianza entre USA, Reino Unido e Israel no pudo derribar-, y que además cuenta con la asistencia en el terreno de Hizbulá y de la Guardia Revolucionaria iraní.

Pero Putin mantiene buenas relaciones con Netanyahu, a nivel militar, para evitar “choques” en esa zona.

Asad ha denunciado los numerosos ataques aéreos israelíes en suelo sirio en los últimos años aprovechando el caos reinante en el país.

El ejército israelí afirmó: “Irán arrastra la zona a una aventura que no se sabe cómo acabará. Se trata de una grave violación iraní de la soberanía israelí”: ¡¿?!

Luego hubo un nuevo raid de represalia “contra 12 objetivos, incluyendo tres baterías defensivas aéreas siria y 4 objetivos iraníes de la infraestructura militar iraní en Siria. (…) El ejército actuará de forma determinada contra este tipo de violaciones de la soberanía israelí”.

La televisión siria, por su parte, señaló a primera hora que sus defensas antiáereas dispararon contra cazas israelíes en el ataque a una base militar en Siria. “El ente enemigo israelí llevó a cabo una nueva agresión contra una de las bases militares en la zona centro del país. Nuestras defensas aéreas respondieron con el impacto en más de un avión”, señalaron fuentes militares sirias mientras en los medios del régimen de Bashar Asad se elogiaba el derribo del caza de combate israelí en la meseta del Golán, ocupada por Israel en la guerra de 1967.

Una fuente militar dijo que las defensas aéreas sirias habían abierto fuego en respuesta a un acto israelí de “agresión” contra una base militar, alcanzando a “más de un avión”.

Más tarde, los medios estatales sirios dijeron que las defensas aéreas estaban respondiendo a un nuevo asalto israelí y que las defensas aéreas habían frustrado los ataques a las posiciones militares en el sur de Siria.

La creciente influencia de Irán durante la guerra de casi siete años de Siria, incluidos los despliegues de fuerzas respaldadas por Irán cerca de la frontera del Golán, ha despertado la alarma en Israel, que ha dicho que actuará contra cualquier amenaza de su archienemigo de Teherán.

Los incidentes del sábado marcaron un nuevo y peligroso enfrentamiento entre las potencias internacionales atrapadas en la guerra en Siria.

Irán y las fuerzas chiítas respaldadas por este país, incluida Hezbollah del Líbano, se han desplegado ampliamente en apoyo de Assad. El jefe militar iraní advirtió a Israel en octubre pasado contra la violación del espacio aéreo y del territorio sirio.