Todo listo para un encuentro entre los jefes de ambas Corea

El líder norcoreano Kim Jong Un invitó al presidente surcoreano, Moon Jae-in, a conversar en Pyongyang, dijeron el sábado 10/02 funcionarios surcoreanos preparando el escenario para la 1ra. reunión de líderes coreanos en más de 10 años. Corea del Norte y Corea del Sur técnicamente siguen en guerra después de que su conflicto de 1950-1953 terminare en una tregua y no en un tratado de paz.

El presidente de Corea del Sur fue invitado a viajar a Corea del Norte, luego de una invitación formal del líder de este país, Kim Jong Un, en la que podría ser la primera reunión entre mandatarios de ambos países desde 2007.

La invitación, presentada al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, por la hermana menor de Kim, Kim Yo Jong, fue entregada durante una histórica reunión entre funcionarios de Corea del Sur y Corea del Norte en el palacio presidencial de Seúl este sábado, dijo el portavoz de la presidencia de Corea del Sur, Kim Eui-kyeom.

Cualquier reunión representaría un éxito diplomático para Moon, que llegó al poder el año pasado con una política de estrechar los vínculos con Corea del Norte.

En tanto, la misión diplomática de Corea del Norte ante la ONU ha anunciado que no podrá pagar su cuota correspondiente a 2018 debido a las sanciones impuestas por la comunidad internacional sobre su banco de cambio exterior, el Banco de Comercio Exterior, y ha solicitado ayuda a la propia ONU.

Los norcoreanos han explicado en un comunicado que su embajador ante la ONU, Ja Song Nam, se reunió este viernes con la subsecretaria general de la ONU de Gestión, Jan Beagle, para solicitar una vía segura para transferir los casi 184.000 dólares que debería ingresar para 2018.

Las sanciones de la ONU y de USA sobre el Banco de Comercio Exterior impiden que Pyongyang “cumpla con su obligación como Estado miembro de la ONU al dificultar incluso actividades normales como el pago de la cuota de la ONU”, denuncia el régimen norcoreano.

“Además demuestra lo crueles e incivilizadas que son las sanciones”, añade. Si no se puede pagar esta cuota “está claro como el cristal” que la cuota es de Estados Unidos “y sus acólitos”.

La reciente distensión entre ambos países, gracias a la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, se produjo pese a una aceleración en los programas de armas del Norte el año pasado y las presiones a las que está expuesta Seúl desde sus aliados en Washington.

La invitación personal de Kim fue entregada por su hermana menor, Kim Yo Jong, durante un almuerzo que ofrecía Moon en la Casa Azul, el palacio presidencial en Seúl. Es la primera visita que un miembro de la familia que gobierna en Corea del Norte visita Corea del Sur.

Kim Jong Un quiere entrevistarse con Moon en breve y Moon contestó que se iban a crear las condiciones para que esto suceda, dijo en una conferencia de prensa el portavoz de la Casa Azul, Kim Eui-kyeom.

Una fuente oficial de la Casa Azul dijo que Moon “prácticamente aceptó” la invitación.

“Nos gustaría verle pronto en Pyongyang”, dijo la hermana de Kim al presidente surcoreano durante el almuerzo, según otro funcionario de la Casa Azul.

Sin embargo, es posible que USA no apoye las eventuales conversaciones bilaterales entre las dos Coreas.

Washington DC ha seguido una estrategia de ejercer la máxima presión sobre Pyongyang mediante duras sanciones y una severa retórica, exigiendo que Corea del Norte renuncie al armamento nuclear.

“Esta es la iniciativa más contundente llevada a cabo hasta ahora por Corea del Norte para abrir una brecha entre Corea del y los Estados Unidos”, dijo Kim Sung-han, ex viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur y ahora profesor de la Universidad Korea en Seúl.

Moon pidió a la delegación de Corea del Norte durante la reunión del sábado que inicie un diálogo con Washington en, dijo la Casa Azul.

La visita de Moon a Corea del Norte permitirá celebrar la primera cumbre entre líderes de las dos Coreas desde 2007.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que asiste en Corea del Sur a los Juegos Olímpicos, dijo que Estados Unidos y Corea del Sur estaban estrechamente alineados en su postura para tratar con Corea del Norte.

“Tengo mucha confianza al igual que el presidente Trump en que el presidente Moon seguirá apoyándonos firmemente en nuestra campaña de presión extrema”, dijo Pence a NBC en una entrevista el viernes, manteniendo que todas las opciones estaban abiertas para lidiar con la crisis.

Corea del Norte y Corea del Sur técnicamente siguen en guerra después de que su conflicto de 1950-1953 terminare en una tregua y no en un tratado de paz. USA respaldó a Corea del Sur y mantiene a decenas de miles de soldados en Corea del Sur para proteger a su aliado.