Búsqueda de la familia Gill: Hallaron más huesos en las excavaciones

“Se encontraron unos restos y espero a que confirmen si son ellos o no”, confirmó a Elonce TV, la suegra de Gill. Determinaron una fecha aproximada para las excavaciones en el sótano de la estancia.

En el marco de las excavaciones que se realizan en la estancia “La Candelaria” en búsqueda de la familia Gill, en el mediodía de este martes hallaron huesos más pequeños dentro del pozo de agua que se está inspeccionado.

La investigación que se lleva adelante intenta esclarecer qué pasó con la familia Gill hace 16 años atrás en esa zona del departamento Nogoyá.

“Se encontraron unos restos pero no sabemos bien si son de ellos o no”, confirmó la suegra de José “Mencho” Gill, María Delia en comunicación telefónica con Elonce TV.

La mujer se mostró cauta al mencionar: “Tenemos que esperar a que se haga la pericia”.

Las autoridades judiciales informaron que el trámite ahora será similar al realizado con el hallazgo de un resto óseo efectuado este lunes en horas de la tarde. De esta manera, serán analizados por el cuerpo médico forense para determinar si son de animales o humanos. Y, en caso de ser de humanos, para saber si pertenecen o no a la familia Gil.

“Espero a que confirmen si son ellos o no, porque de aquí a 15 años no van a encontrar gente viva”, indicó la madre de Norma Margarita Gallegos.

El hermano de Mencho Gill, Osvaldo, a la espera de novedades

Respecto de las sospechas de los familiares de los Gill respecto a que los cuerpos estarían enterrados en el sótano de la estancia, la mujer adelantó que esas exploraciones se harían “en dos o tres semanas”.

El caso de a desaparición fue denunciado por la madre de Norma Margarita Gallego, esposa de Gil, a través de su abogado Mariano Navarro. El caso, investigado en un primer momento por la doctora Ana María Contín, se remonta a enero de 2002 fecha en la que se vio por última vez a la familia (integrada por Gil, de 56 años, su esposa Margarita Norma Gallegos, de 26, sus hijos María Ofelia, de 12, Osvaldo José, de 9, Sofía Margarita, de 6, y Carlos Daniel, de 2), en un velatorio, en la ciudad de Viale.

Durante estos años nunca aparecieron vestigios de que la familia estuviera con vida. No hay registros migratorios, laborales, escolares ni eleccionarios que marquen una mudanza y la causa sigue caratulada como averiguación de paradero.