Municipalidad: dos de cal y una de arena

En la mañana de hoy recibimos nuevos pedidos para que vayamos a observar el estado de las calles de nuestra ciudad, seguramente agravado por el mal tiempo reinante en Diamante.

Así es que estuvimos en calle Sabá Z. Hernández entre Moreno y 3 de Febrero, una calle asfaltada pero como dicen los vecinos, si fuera de barro estaría en mejores condiciones, pues cuando llueve todo el barro y Broza de calle Moreno de ambos lados, y que es arrastrado por el agua va a parar allí, y jamás es limpiado, esto es un hecho que sucede desde que se construyó el asfalto y actualmente presente una gruesa capa de lodo y piedras que la convierte en un lodazal.

Asimismo nos solicitaron los vecinos de calle Sarmiento y Malvinas, una esquina que se encuentra a solo dos cuadras de una de las salidas de Diamante y a solo una cuadra del asfalto, donde las zanjas existentes y yuyales nos hacen acordar a zona de arroyos donde la intervención del hombre no se hace presente, según comentaron los vecinos nadie aparece, pero las boletas de los impuestos son puntuales en llegar, en pocas palabras “cobros sí, pero servicios nunca”.

Una buena por parte de los empleados municipales, a pesar de la lluvia que estaba cayendo y de tratarse de un día domingo, un grupo de empleados municipales se encontraba trabajando, aparentemente destapando las cloacas en la intersección de las calles Sabá Z. Hernández y Andrade, ese trabajo ya de por si “feo” suponemos que aún bajo la lluvia debe ser peor, por lo que es destacable este hecho.