Ñoquis en el Senado: Michetti amenaza a partir de febrero, pero ejecutará en abril

Nada más parecido a una madre que amenaza a su hijo con la llegada del padre por su mal comportamiento. Luego de la detección de 200 ‘ñoquis’ y 700 irregularidades en la Cámara de Diputados, la vicepresidente Gabriela Michetti promete hacer lo suyo en Senadores a partir de febrero pero, en realidad, la medida más efectiva comenzará a implementarse recién en abril.

El 2018 no comenzó con un buen ejemplo por parte de los representantes del pueblo de la Nación, pues se conoció que gracias al nuevo control biométrico que funciona hace dos meses, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, detectó 200 ‘ñoquis’ y alrededor de 700 irregularidades, entre las que se destacan ausentismo durante varios días consecutivos sin su debida justificación.

Ahora, la presidente de la Cámara Alta, Gabriela Michetti, promete hacer lo suyo pero los plazos suenan un tanto ruidosos: el sistema de acceso biométrico comenzará a implementarse a partir del 1ro. de febrero, pero el presentismo se controlará recién a partir del mes de abril.

Según supo el sitio parlamentario.com, el nuevo sistema fue notificado a los empleados legislativos a fines de diciembre, en una circular por comunicación interna de la Dirección de Recursos Humanos del Senado.

Según dicho portal, si bien el régimen de huella digital empezará a funcionar en febrero, será meramente a modo de prueba para el personal, para proceder dos meses después al control de asistencias, a través del registro de ingresos y egresos.

En la Cámara alta, el plantel es de 5.020 empleados, entre permanentes y temporarios.

En enero de 2016, Michetti inició su gestión en el Senado con el despido de 2.035 empleados designados en planta permanente por su antecesor, Amado Boudou, aunque luego dio marcha atrás y reincorporó a 375.

Recordemos, además, que el Ejecutivo Nacional se encuentra en intensas negociaciones con gobernadores, legisladores y sindicalistas para tratar la reforma laboral antes de marzo, tal como quedó pactado a fines del 2017.