La verdad detrás del supuesto ataque a niños en Formosa

La Policía intentó separar a dos bandas narco que se disputaban el territorio. 13 agentes resultaros heridos, además de niños de una comunidad aborigen que quedaron en medio de la balacera.

Un grupo aproximado de 40 personas rodearon, atacaron y agredieron a más de una docena de efectivos policiales, inclusive una vecina y su hija también fueron agredidas por los vándalos. Todos ellos sufrieron lesiones de diferentes grados de importancia.

Una vez más la tranquilidad del pueblo de Ingenieros Juárez se vio convulsionada por el accionar de un grupo de originarios, entre ellos mayores y menores residentes en el barrio 50 Viviendas.

De acuerdo a los informes oficiales, alrededor de las 20,30 horas del lunes, dos efectivos policiales se encontraban cubriendo servicio en un puesto de consigna ubicado por avenida Belgrano fueron “atacados y agredidos salvajemente por un grupo de originarios con palos, cascotes, escombros y boleadoras”.

Estos pidieron apoyo a la comisaría local mientras soportaban con escudos los ataques, resultando dos de ellos lesionados. Minutos después y en auxilio a los heridos arribó al sitio un móvil con más efectivos policiales quienes al tratar de calmar la situación fueron también atacados por los originarios donde un proyectil (escombro) impactó en la sector de la cabeza de un Agente de Policía dejándolo inconsciente, siendo rápidamente sacado del sitio y trasladado hasta el hospital local para su asistencia, en tanto que el resto del personal retrocedió en virtud de verse superados en cantidad con respecto a sus atacantes.

“Un grupo de chicos estaban tomando bebidas alcoholicas incentivados por dirigentes que antes participaron de programas de Jorge Lanata para desprestigiar al gobernador Insfram y que responden directamente a dirigentes de Cambiemos a nivel nacional. Esto fue magnificados por los medios de comunicación y orquestado por dirigentes del gobierno nacional”, acusó Catalino Sosa, referente y autoridad electa Qom de Formosa.

Posteriormente a ello, los originarios llegaron hasta un boliche bailable ubicado en las inmediaciones donde rompieron puertas, ventanas y parte de la pared con intenciones de ingresar, en esos momentos llegaron al sitio más efectivos policiales de la comisaría local, de la Regional Seis, del Departamento Informaciones Policiales y del DDR, efectuándose disparos con las escopetas con posta de gomas para tratar de disuadir al grupo agresor, oportunidad en que cuatro originarios tomaron una motocicleta policial y pretendieron sustraerla sin lograr sus pretensiones.

Lejos de tranquilizarse se dirigieron hasta el sector de la plaza donde atacaron a otro grupo de policías lesionándolos, oportunidad en que una vecina del mismo barrio junto a su hija salieron para calmar el ataque de los originarios siendo también agredidas con palos y cascotes resultando lesionadas, logrando controlarse la situación horas después.

Como resultado de los ataques, un total de 13 efectivos policiales resultaron lesionados y asistidos en el hospital local al igual que las dos vecinas, todos con lesiones leves. Rompieron además 12 escudos protectores y dañaron seis cascos, en cuanto al grupo agresor se logró identificar a varios de ellos, iniciándose las actuaciones legales pertinentes con intervención del juzgado en turno.

Fuente: Infobaires24