Siria condenó posturas de EEUU e Israel ante protestas en Irán

Este martes, el Gobierno sirio condenó las posturas de Estados Unidos e Israel ante las protestas que se suceden en Irán, aseverando que estas “intromisiones” son un intento de “desestabilizar” al Gobierno iraní.

Una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, citada por la agencia oficial SANA, dijo que las respuestas de EE. UU e Israel “confirman el papel destructivo” de estos países, que “desestabilizan la seguridad” en la región con el objetivo de “controlarla”.

El presidente norteamericano, Donald Trump, mostró el pasado 30 de diciembre su apoyo a los miles de iraníes que se manifestaron en contra del gobierno del presidente Hasán Rohaní e insistió en advertirle a las autoridades de ese país de que “el mundo está observando”.

“Los regímenes opresores no pueden durar eternamente y llegará el día en que la gente de Irán podrá elegir. ¡El mundo está observando!”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

Por su parte, el jefe del Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, elogió este lunes a los “valientes” manifestantes y sus exigencias de “libertad” y “justicia”, y se refirió al “cruel régimen iraní” que gasta “millones de dólares en diseminar el odio” en lugar de construir escuelas y hospitales para sus propios ciudadanos.

La fuente de Exteriores siria expresó además el apoyo de su país al Gobierno iraní, a la vez que enfatizó la importancia de respetar la soberanía del país y el principio de no injerencia en asuntos internos de terceros países.

El Ejecutivo sirio también manifestó su confianza en que el Gobierno iraní “será capaz de frustrar esta conspiración”, en referencia a las protestas, y de “continuar con el proceso de desarrollo y construcción” de forma paralela con “su papel de apoyo a las causas justas de los pueblos”.

Irán ha sido uno de los principales apoyos al Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, en la guerra que vive el país árabe desde 2011.