Los filipinos subestimaron a “Tembin” y esta dejó más de 230 muertos

Una tormenta tropical arrasó en el sur de Filipinas y dejó al menos 230 personas muertas, cientos de heridos y unos 70 mil afectados. La tormenta “Tembin” que alcanzó las costas de Filipinas desde el pasado viernes, no sólo dejó víctimas fatales sino docenas de desaparecidos en el sur del archipiélago asiático. Las cuantiosas lluvias que han caído en la isla meridional de Mindanao, más abundantes de lo esperado, han provocado severas inundaciones y desprendimientos que han sepultado pueblos enteros.

Aunque la Agencia Nacional de Prevención del Desastre de Filipinas había ordenado la evacuación de las áreas costeras y las próximas a las orillas de los ríos, muchas personas hicieron caso omiso al llamado y prefirieron quedarse en sus casas, sin embargo, las lluvias, que azotaron con fuerza en las provincias de Lanao del Norte y Lanao del Sur con registros de hasta 500 milímetros, provocaron que las presas se desbordaran, lo que inundó varias aldeas y contribuyó a los corrimientos de tierra. El Gobierno filipino ha declarado el “estado de calamidad” en estas dos regiones.

“El río comenzó a crecer rápidamente y la mayoría de las casas fueron arrasadas. El pueblo ya no existe”, explicó a la prensa la policía local, en referencia a un pueblo cercano si tuado en un área montañosa de Filipinas. La tormenta provocó cortes de electricidad y las comunicaciones son inestables, lo que hace difícil predecir el número total de víctimas, según informaron las autoridades.

Si bien en Filipinas las tormentas tropicales y tifones son habituales (Tembin es la vigesimosegunda de este año), es raro que afecten a la isla sureña de Mindanao. Este factor, según las autoridades, habría llevado a varios vecinos de la zona a subestimar la potencia de la tormenta. “Se alertó sobradamente a la población”, defendía este sábado la portavoz de la Agencia de Prevención de Desastres, Romina Marasigan. Tras la orden forzosa de evacuación, alrededor de 120.000 personas han tenido que abandonar sus hogares, al tiempo que los equipos de rescate tratan de llegar a las zonas más afectadas para determinar los daños.

Tembi n, con vientos sostenidos de hasta 105 kilómetros por hora y rachas que alcanzan los 145, ha tocado tierra este sábado noche en la isla de Palawan, donde los residentes también han sido avisados de la posibilidad de que las fuertes precipitaciones provoquen riadas. Las predicciones de la agencia meteorológica local estiman que la tormenta afectará al país durante todo el fin de semana y se alejará de su territorio el lunes. Entonces viajará, aunque con menos fuerza que la actual, a través del mar del Sur de China hacia Vietnam, donde se prevé que llegue el día de Navidad.

Tembin azotó el sur de Filipinas apenas una semana después de que otra potente tormenta tropical, Kai-Tak, provocara al menos 54 muertos en el centro del país. En 2013, el supertifón Haiyan, el más mortífero de la historia reciente del país asiático, causó más de 7.000 muertos y dejó a decenas de miles de familias sin hogar tras arrasar la ciudad de Tacloban y otras zonas densamente pobladas del archipiélago.