Uno de los submarinistas había advertido que los perseguía un helicóptero inglés

La hermana de uno de los tripulantes del ARA San Juan reveló el último mensaje que intercambió el suboficial segundo Roberto Daniel Medina con su familia. Dijo que había un buque chileno que también los buscaba.

“El lunes nos buscaba un helicóptero inglés y ayer los chilenos. Hay mucho movimiento allá”, escribió el suboficial segundo Roberto Daniel Medina en el grupo de Whatsapp de su familia antes de continuar viaje a bordo del ARA San Juan, el 4 de noviembre.

Ese día, el submarinista oriundo de Salta se comunicó por última vez con sus diez hermanos para contarles que había estado cerca de Malvinas y que volvería a tierra los primeros días de diciembre.

Medina se había incorporado hace 20 años a la Armada Argentina y vivía junto a su esposa y dos hijos de 13 y 17 años en Mar del Plata.

El salteño formaba parte de los 44 tripulantes del ARA San Juan que zarpó desde la ciudad de Ushuaia hacia Mar del Plata el 13 de noviembre y dos días después no se supo nada más del submarino.

En una entrevista con La Gaceta de Tucumán, Jésica Medina, hermana del suboficial, contó que “a fines de octubre se comunicó con nosotros y nos dijo que se iba en el submarino a Ushuaia”.

La mujer explicó que Roberto Daniel se comunicaba constantemente con su familia vía Whatsapp y les contaba de sus travesías a bordo del San Juan.

“Fue ese mensaje raro en el que nos decía que los estaba buscando un helicóptero británico y un buque chileno, pero lamentablemente no seguimos con esa conversación, quedó ahí. Ese fue el último mensaje”, lamentó.

“El lunes 3 habían estado cerca de las Islas Malvinas”, agregó.

La mujer intenta sacar conjeturas de ese último mensaje y teje decenas de hipótesis sobre el destino del ARA San Juan.

“Yo no sé si se habrán acercado mucho a Malvinas, no sé cómo será el tema político. Eso es lo que nos dijo y es lo que nos queda a nosotros”.

Respecto al misterioso mensaje, Jesica dijo que no lo mostró a las autoridades de la Armada Argentina ya que no se sentía “capaz”, pero que aclaró que luego de hablar con sus diez hermanos y sus padres decidió difundirlo para que llegue a manos de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, quien se encuentra a cargo de la investigación.

“Yo creo que no somos la única familia que tiene algo así, me parece que son muchísimas. La jueza Yáñez tendrá que investigar”, agregó.