El jefe de la Armada relativizó el informe que habló de muerte “instantánea” en el San Juan

Marcelo Srur dijo que no se trataba de un “informe oficial” y lo relativizó al afirmar que es sólo “un estudio de un analista”.

El jefe de la Armada, Marcelo Srur, despegó a esa fuerza de un informe de la inteligencia naval estadounidense que concluye que el submarino ARA San Juan sufrió una explosión que dejó sin vida a su tripulación de forma “instantanea”.

Srur dijo que no se trata de un informe “oficial” y lo relativizó al afirmar que se trata de “un estudio de un analista, en base a lo que pasaron los autríacos”.

Cuando Srur dice “los austríacos” se refiere a la Organización del Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares, el organismo de la ONU con sede en Viena que detectó la explosión coincidente con la zona en la que el ARA San Juan emitió su última comunicación, el 15/11.

Según publicó el diario La Nación el domingo, el informe en cuestión fue elaborado por el analista acústico Bruce Rule para la Oficina de Inteligencia Naval de USA y determinó que el sumergible sufrió un colapso letal, que liberó una energía similar a una explosión de 5700 kilos de TNT, a 380 metros de profundidad.

Dicho documento consignado por el matutino agrega además que el ARA San Juan se hundió verticalmente, a una velocidad de 10 a 13 nudos (18 a 24 kilómetros por hora).

“Aunque la tripulación pudo haber sabido que el colapso era inminente, nunca supieron qué estaba ocurriendo. No se ahogaron ni experimentaron dolor. La muerte fue instantánea”, indica el informe.

Más allá de lo contundente de la conclusión, el jefe de la Armada pidió ” ser muy claros con toda esa información”.

“Para nosotros no es oficial. El análisis lo hizo un retirado, un vicealmirante, especialista en acústica submarina, que salió publicado en internet”, dijo el almirante Srur en un reportaje que el portal Infobae publica este lunes.

Srur reconoció que la búsqueda del submarino “es difícil”. También admitió que “aquí ya no hay protocolo, es búsqueda” por lo que la armada rusa, que colabora con submarinos que van a altas profundidades, podría regresar a su país en cualquier momento. “Si mañana los rusos dicen que se van, se fueron”, dijo Srur.