Aumenta la tensión: Choques en Gaza y más lanzamientos de misiles

Tras la decisión del gobierno de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, este viernes (8/12) aumentaron los choques en Gaza y ya hubo tres lanzamientos de misiles. Dos palestinos murieron y más de 360 resultaron heridos por disparos de soldados y bombardeos israelíes durante las protestas en Cisjordania y la Franja de Gaza. El sistema antimisiles de Israel había interceptado dos proyectiles lanzados desde Gaza pero un tercero cayó en Sderot.

Se agrava la situación en Medio Oriente tras la decisión del gobierno de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Este viernes (8/12) se contabilizaban dos palestinos muertos y más de 360 resultaron heridos por disparos de soldados y bombardeos israelíes durante las protestas en Cisjordania y la Franja de Gaza. El sistema antimisiles de Israel había interceptado dos proyectiles lanzados desde Gaza pero un tercero cayó en Sderot.

Un palestino de 54 años, identificado como Maher Atalla, murió en un ataque aéreo de Israel, un bombardeo que fue lanzado como respuesta a unos cohetes que cayeron en el sur israelí, informó el Ministerio de Salud palestino.

Otro palestino de 30 años había fal lecido horas antes acribillado por Israel mientras protestaba en la frontera de Gaza.

En las principales ciudades de Cisjordania manifestantes quemaron neumáticos y tiraron piedras a soldados israelíes, que respondieron con gas y balas de goma, luego de abandonar las mezquitas tras participar de las plegarias de los viernes, el día sagrado musulmán, informó el Ejército, citado por la agencia de noticias EFE.

En Ciudad de Gaza, la mayor ciudad de la Franja de Gaza, en paralelo, miles de palestinos marcharon por las calles para repudiar a Trump y quemaron banderas estadounidenses e israelíes.

Otra gran manifestación se registró en la franja en el este de la ciudad de Khan Yunis, en la frontera con el sur israelí, cuando miles de palestinos se acercaron a ese límite militarizado para protestar.

Al caer la noche y antes de que Israel come nzara a bombardear Gaza, la Media Luna Roja había informado que a lo largo del día atendió a más de 360 personas: 69 de ellas con heridas de bala de fuego, más de 270 por balas de goma y 22 por golpes. Además, 726 palestinos se intoxicaron por inhalación de gases lacrimógenos.

En Jerusalén este, miles de fieles palestinos también se manifestaron, aunque pacíficamente, frente a la sagrada mezquita de Al Aqsa, ubicada en la Ciudad Vieja, sede de las tres grandes monoteístas del mundo, informó la cadena CNN.

Las horas posteriores al rezo masivo del mediodía en la mezquita de Al Aqsa transcurrieron en calma y con una importante presencia policial.

El imán de Al Aqsa dijo durante su sermón que la ciudad “seguirá siendo musulmana y árabe”.