¿Gesto de acercamiento?: Inusual saludo de Peña por una nieta recuperada

Hasta el momento no era usual que desde tan cerca del Presidente saludaran la restitución de nietos, algo que sí se vio por parte del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj. Otro fue el caso con Adriana, la nieta recuperada n°126, anunciada el martes. Abuelas -cercana a Cristina Fernández- y el Gobierno nunca tuvieron buena relación.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, saludó este miércoles a Abuelas de Plaza de Mayo por la restitución del nieto 126 en lo que fue un poco habitual gesto por parte de las altas esferas del Gobierno de Mauricio Macri hacia la organización que dirige Estela de Carloto.

A través de su cuenta en la red social Twitter, Peña, mano derecha del Presidente, “felicitó” en nombre del Ejecutivo a Abuelas y dijo que “abrazamos” la nieta recuperada de nombre Adriana, cuya restitución fue anunciada el martes por la organización.

“Felicitamos a Abuelas por la restitución de la nieta 126 y abrazamos a Adriana en este momento especial de su vida”, tuiteó Peña en la mañana siguiente al anuncio.

Adriana o “Vanesa”, como hubiese sido llamada por sus padres biológicos, es hija de Edgardo Garnier y de Violeta Ortolani, militantes de Montoneros desaparecidos en el marco de la última dictadura militar.

Hasta el momento no era usual que desde tan cerca del Presidente saludaran la restitución de nietos, algo que sí se vio por parte del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

Se puede especular con un intento de acercamiento del Gobierno con Abuelas, con la que tuvo siempre una relación tirante. Durante los gobiernos kirchneristas, Carlotto siempre estuvo cerca de la Casa Rosada y en la campaña de 2015 llegó a decir que si Macri ganaba las elecciones se iban a interrumpir los juicios contra los represores.

Carlotto, que ha sido recibida por Macri en la Casa de Gobierno, mantiene un discurso crítico hacia el Gobierno. En la víspera de la conmemoración del ultimo golpe de Estado, Carlotto había sido muy dura al asegurar sobre la administración Cambiemos que “no hay nada bueno para decir, hay más desempleo, más gente en la calle con hambre y vaciamiento de la educación”.

El Gobierno venía de una estéril polémica con las organizaciones de Derechos Humanos por su intento de darle movilidad al feriado del 24 de Marzo. Finalmente, desistió de hacerlo.