Líder espiritual que pronosticó 3 guerras hizo una preocupante predicción sobre Corea del Norte

El vaticinio fue hecho en 1994, mucho antes de que Corea del Norte comenzara a producir armas nucleares.

Un jefe espiritual que supuestamente había pronosticado tres guerras predijo hace más de 20 años que una disputa con Corea del Norte llevaría al fin del mundo, según informa el diario británico Daily Star.

El augurio de Levi Saadia Nahmani sorprendió a muchos, puesto que el país comunista en aquel entonces no contaba con armamento nuclear y no era considerado una amenaza para otras naciones, excepto para Corea del Sur.

“Corea vendrá hasta aquí”

En aquella época, muchos judíos estaban temerosos de los mulás radicales en Irán, del coronel Muammar el Gaddafi en Libia, de Hafez al Assad en Siria y de Saddam Hussein en Irak.

Pero el maestro Nahmani lanzó una advertencia distinta: “¿Saben ustedes lo que sucederá, Dios no lo quiera? ¡Corea!”

Durante el pronunciamiento de un sermón grabado en diciembre de 1994, el rabino exclamó “Sepan que esto es peor que el Holocausto” asegurando que “no será Siria, ni Irán, ni Irak, ni Gaddafi” sino que “Corea vendrá hasta aquí” y “el que preste atención a lo que pasa hoy en Corea, es para nosotros: las armas nucleares”.

Se comenta que Levi Saadia Nahmani, quien falleció un mes después de divulgar su profecía, vaticinó con exactitud la guerra de Yom Kipur y la guerra de los Seis Días (dos disputas entre Israel y varios países árabes), y también la primera guerra de Irak.

“Sheol” para Seúl

El origen de su última predicción reposaba en el nombre de la capital de Corea del Sur, Seúl, cuya pronunciación es muy similar a ‘sheol’, lo cual significa ‘infierno’ o ‘lugar de los muertos’ en hebreo.

Incluso en la grabación llegó a citar un versículo de la Torá que decía: “Porque se ha encendido un fuego en mi ira, que arderá contra vosotros hasta lo más hondo del infierno”,

Y continuó el rabino citando la Torá: “Y consumirá la tierra y sus productos, y abrasará los fundamentos de los montes. Amontonaré sobre ellos males; mis saetas agotaré contra ellos”.