Estados Unidos: La Corte Suprema habilita el veto migratorio de Trump

El máximo tribunal estadounidense anuló el bloqueo contra la restricción migratoria de Trump, para viajeros de 8 países (entre ellos 6 de mayoría musulmana), mientras el asunto sigue analizándose en cortes inferiores. La decisión -rechazada por sólo 2 de los 9 jueces de las Corte- es un respaldo al Presidente.

El lunes 4/12, la Corte Suprema de Estados Unidos autorizó la entrada en vigor provisoria del veto migratorio de Donald Trump, a la espera del examen sustantivo de esta medida que bloquea la llegada de ciudadanos de 8 países (6 de ellos de mayoría musulmana), explica AFP. Los desafíos legales contra la medida no se han acabado. Su impugnación se resolverá en un tribunal federal de apelaciones. Pero mientras tanto, el Presidente puede aplicar al máximo el veto migratorio.

2 cortes habían bloqueado de manera preventiva la orden ejecutiva, considerándola discriminatoria contra los musulmanes. Jueces federales de Maryland y Hawaii impidieron que el veto se aplicara a “extranjeros que afirman de manera creíble y de buena fe tener una relación con una persona o entidad en Estados Unidos”. Eso incluye abuelos, nietos, cuñados, cuñadas, tías, tíos, sobrinas, sobrinos y primos de personas en USA.

Lo que sucederá ahora es que el veto migratorio entra en vigencia en su totalidad, tal y como lo pedía la administración, mientras las cortes inferiores se toman el tiempo para decidir. Los jueces de esas cortes son quienes en última instancia deben fallar sobre su legalidad. Pero la decisión de la Corte Suprema indica que este órgano podría eventualmente aprobar la última versión de la prohibición, presentada por Trump en septiembre.

El Gobierno de USA fue adaptando el texto y es la 3º versión del veto la que recibió luz verde de la Corte Suprema. En este caso, limita la emisión de nuevos visados para los siguientes países: Siria, Libia, Irán, Yemen, Chad, Somalía, Corea del Norte y Venezuela -6 de ellos son mayoritariamente musulmanes-. En septiembre, la Casa Blanca argumentó que en este caso, la orden es diferente porque incluye países que no son de mayoría musulmana -la raíz de todos los argumentos contra el veto migratorio-. El veto migratorio es por 90 días e implica también la suspensión de la admisión de nuevos refugiados de todo el mundo durante 120 días. En el caso de Venezuela, las restricciones aplican específicamente a ciertos funcionarios y familiares inmediatos.

¿Cómo llegó hasta aquí el caso? Porque los abogados de la Casa Blanca solicitaron que se levantaran las restricciones al decreto, interpuestas por cortes de menor rango en el país. En su fallo, la Corte Suprema pidió a las cortes de menor rango que se expidan lo más rápido posible sobre los casos que atañen al veto migratorio, para que pueda haber una decisión definitiva a nivel federal.

La administración de Trump se encuentra actualmente apelando las decisiones de 2 cortes federales. En Maryland, el desafío legal dice que “un veto migratorio basado en la nacionalidad contra 8 naciones que contienen cerca de 10 millones de personas no tiene precedentes” y que este nació de la retórica antimusulmana de Trump durante la campaña. En Hawaii, el otro argumenta que el veto migratorio “discrimina llanamente en base a la nacionalidad” y viola por lo tanto leyes federales.

Según CNN, esos 2 casos podrían concluir esta semana. Ambas cortes los están tratando de manera acelerada, y la Corte Suprema les pidió que llegaran a una decisión “con prontitud apropiada”.

Una rápida resolución en las cortes de apelación permitiría a la Corte Suprema escuchar y decidir sobre este tema hacia fines de junio, explica ABC News.

Sólo 2 juezas de la Corte Suprema de USA, Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor, estuvieron en desacuerdo con la autorización al veto migratorio. El resto de los 7 jueces respaladaron al Gobierno.

“El prejuicio del Presidente Trump contra los musulmanes no es ningún secreto – lo ha repetidamente confirmado, incluyendo la semana pasada en Twitter”, di jo Omar Jadwar, director del Proyecto de Derechos Migratorios de ACLU (American Civil Liberties Union), organización que demanda en uno de los casos contra el veto, a The Washington Post. “Es muy desafortunado que la prohibición entera pueda avanzar ahora, pero esta orden no atiende al mérito de nuestro reclamo. Continuamos defendiendo la libertad, la igualdad, y a aquellos que están siendo injustamente separados de sus seres queridos.”