El Polo Obrero levantó el acampe pero advirtió que seguirá con un plan de lucha

Tras 18 horas de protesta frente al Ministerio de Desarrollo Social, el Polo Obrero levantó el acampe sin ninguna respuesta a sus reclamos por un aumento en los planes sociales y un bono de fin de año. Mañana se sumarán a la movilización al Congreso contra la reforma laboral y seguirán con un plan de cortes, acampes y piquetes en la semana del 20 de diciembre.

Los organizaciones de base nucleadas en el Polo Obrero decidieron levantar esta tarde el acampe que mantuvieron durante 18 horas en la avenida 9 de Julio frente al Ministerio de Desarrollo Social para reclamar por “trabajo genuino”, la reapertura de los registros del Plan Argentina Trabaja y la actualización del monto que cobran quienes ya están en las cooperativas de trabajo. “Le seguimos preguntando a la ministra Carolina Stanley: ¿usted puede vivir con 4400 pesos por mes?”, resumieron antes de finalizar la protesta, que continuará mañana con una marcha al Congreso contra la reforma laboral y con nuevos cortes, acampes y piquetes en la semana del 20 de diciembre, que se volverá a replicar en todo el país.

El acampe fue la consecuencia de una reunión entre los referentes del Polo Obrero y el secretario de Economía Social, Matías Kelly, el viernes pasado, cuando el funcionario rechazó los mismos reclamos que ayer se pusieron de manifiesto con la instalación de carpas frente al Ministerio. El fin del acampe fue decisión de la organización, que integra el Partido Obrero, sin recibir por parte de la cartera que dirige Carolina Stanley “ni una convocatoria a una reunión, ni un llamado, ni un whatsapp”, resumió el responsable nacional del Polo Obrero, Eduardo Belliboni.

Belliboni precisó a Página 12 que los reclamos son “trabajo genuino, porque no aparece por ningún lado, y fracasó el Plan Empalme”, por la reapertura de los registros de cooperativas en el Plan Argentina Trabaja, que, según denunció, fue cerrado en marzo de este año; y un aumento del pago de los cooperativistas que están en ese programa.

“El Plan Empalme lo anunciaron el 1 de mayo, junto al Momo Venegas, y prometieron que sería la forma de convertir los programas en trabajo genuino, pero no empalmó nadie. Los trabajadores, y en particular los jóvenes, siguen sin conseguir trabajo, al tiempo que están perdiendo las changas a manos de personas de mayor calificación, que fueron despedidos y vuelvan en busca de las changas, como un dominó inverso para el acceso al trabajo”, describió Belliboni a este diario.

En ese marco, apuntó que quienes están dentro del programa Argentina Trabaja “cobran 4400 pesos, el aumento de este año fue del 10 por ciento, por lo que van a perder 15 puntos frente a la inflación. En la población más golpeada esos quince puntos significa no poder comprar comida”. El reclamo en ese punto es un aumento que equipare la inflación y un bono de fin de año de 4000 pesos para los trabajadores del Plan Argentina Trabaja.

El responsable del Polo Obrero indicó que el viernes “Kelly dio una respuesta negativa a todas las propuestas, alegando que se les acabo el presupuesto, pero acá estamos hablando de situaciones de emergencia social”. Además, Belliboni indicó que desde el Gobierno no le confirmaron el pago de un bono de 2020 pesos para fin de año, como adelantaron voceros del Ministerio de Desarrollo Social.

En la asamblea realizada hoy al mediodía sobre la 9 de Julio, los acampantes definieron finalizar la protesta para unirse a la movilización de mañana al Congreso contra la reforma laboral y continuar el plan de cortes, acampes y piquetes en la semana del 20 de diciembre, con acompañamiento en todo el país como la jornada finalizada esta tarde, que se replicó en Tierra del Fuego, Córdoba, San Juan, Chaco, Mar del Plata, entre otros puntos.

Tras las 18 horas de acampe en la 9 de julio, la voz oficial la dio el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, quien advirtió que ante nuevas protestas que puedan darse en diciembre, el Gobierno está “dispuesto a usar la fuerza pública” y dijo que se intentará “equilibrar los derechos”, permitiendo manifestaciones sin cortes. “Nosotros vamos a defender el derecho a reclamar, que es el principal de los derechos”, adelantó el referente del Polo Obrero.