Tailandia: Sintió vibraciones en el piso, hizo un boquete y tuvo un hallazgo espeluznante

Una mujer estaba colgando la ropa cuando percibió que bajo sus pies, algo se movía. Por una especia de cueva alcanzó a ver la cola de una serpiente y decidió llamar a emergencias. Nadie se imaginaba lo que verían unas horas después.

Una mujer tailandesa de 44 años, Uraiwan Seksuk, no sale del asombro por haber presenciado un particular hallazgo en el patio de su vivienda, más precisamente en el patio de su casa en Mueang Samut Songkhram.

Mientras colgaba la ropa a secar, sintió movimientos debajo de sus pies, vibraciones extrañas que la perturbaron. Al observar detenidamente, halló un pequeño hueco debajo del cemento, y se encontró con la cola de una serpiente asomada.

Según fuentes locales reproducidas por telefenoticias.com.ar, Seksuk se puso en contacto con el servicio de emergencia que atiende a la ciudadanía cada vez que aparece un animal peligroso en la zona urbana, algo frecuente en la región.

Los especialistas en la captura de reptiles se dieron cuenta de que se trataba de un especimen realmente grande: a mazazos rompieron el cemento y se encontraron con una serpiente Pitón gigante, de las llamadas Pitón de Birmania.

Sin embargo, la historia no terminó con el impresionante rescate. Cuando los trabajadores depositaron al animal en la caja de la camioneta para transportarla, la serpiente comenzó a regurgitar a la presa que había cazado, un bulto que a simple vista se observaba en su anatomía.

Después de unas horas, el animal terminó de expulsar un lagarto de un metro de largo y 15 kilos peso.