Cumple hoy 37 años el entrerriano desaparecido en el submarino

Es un momento “es de un gran impacto, porque no sabemos si él está con vida o no. La incertidumbre conmueve, y más en esta fecha donde normalmente la familia se organizaba para la celebración”, manifestaron sus allegados.

Fernando Ariel Mendoza, cumple 37 años, en medio del dolor que genera la incertidumbre por el destino del submarino. “Para nosotros, los familiares, es de un gran impacto, porque no sabemos si él está con vida o no. La incertidumbre conmueve, y más en esta fecha donde normalmente la familia se organizaba para la celebración”, manifestaron desde la familia.

Fernando se mudó a Mar del Plata apenas terminó de cursar en la Escuela Técnica Nº1 de su ciudad natal, Concordia e ingresó a la Armada.

Carlos Mendoza, hermano de Fernando dijo que no pierde las esperanzas y admitió que mucho de los familiares de los tripulantes “ya optamos por no ver más televisión”.

Mendoza manifestó en Radio Máxima que su hermano “después de varios destinos anteriores, porque estuvo viviendo en Ushuaia y Punta Alta, lo enviaron a Mar del Plata, donde hacía casi 10 años que estaba, se estableció con mujer y dos hijos. Cuando se produjo la desaparición del submarino, a los familiares de los tripulantes la Armada nos da la información antes que se haga pública en la televisión. Hay familiares de muchos tripulantes que ya han decidido no mirar televisión debido a las informaciones y mensajes que no son certeros. Lo único verdadero que se sabe es que el submarino desapareció”.

Expresó estar “contento con la información que me dio la Armada y nosotros, que vamos constantemente a la Base de Mar del Plata, siempre tenemos la contención de psicólogos, sacerdotes y compañeros de ellos que han trabajado en el submarino. Respecto de lo que sucedió, hasta que no se encuentre el casco y ojala lo puedan hacer, no se va a poder saber qué fue lo que pasó”.

Interrogado acerca de anteriores inconvenientes que hubieran afectado al San Juan, Mendoza refirió que en una ocasión su hermano Fernando, “una sola vez me contó que habían tenido un problema con una válvula del snorkel y después nunca más me dijo nada sobre los problemas de la nave”.

Marcha en Concordia

La comunidad de Concordia, ciudad de la cual es oriundo, marchará y se unirá en oración para brindar su apoyo a la tripulación del submarino perdido. La convocatoria es para este martes 28 a las 20.30 en plaza Urquiza, desde donde marcharán hasta plaza 25 de Mayo, frente a la catedral concordiense para brindar fuerzas a los tripulantes del ARA San Juan a sus familias y apoyar la búsqueda que se desarrolla en el Atlántico Sur.

La consigna es asistir con banderas argentinas o remeras con la estampa que se consigue con anticipación en el salón Tehena (en San Lorenzo y Sarmiento, de esa ciudad) y una vela blanca para encender en el recorrido.