Córdoba: Imputan a una mujer que le cortó los genitales a su amante con una tijera de podar

La joven arquitecta de 26 años acusada de cercenar los genitales y causarle serias lesiones con una tijera a un hombre de 40 con el que mantenía una relación sentimental fue imputada de “lesiones gravísimas” y permanecerá detenida hasta tanto se defina su situación judicial.

Brenda Barattini seguirá alojada en la prisión de Bouwer, y en las próximas horas será sometida a pericias psiquiátricas, después del ataque cometido contra su amante en un departamento situado en Chacabuco al 500, del barrio Nueva Córdoba.

El episodio se produjo el sábado último, cuando de acuerdo con la investigación de la Policía local, y por motivos desconocidos, Barattini atacó al hombre mientras ambos se encontraban acostados.

En determinado momento se escucharon terribles gritos en el departamento y los vecinos del edificio llamaron a la Policía.

Mientras la mujer era detenida, el hombre fue llevado al Hospital de Urgencia de la ciudad, donde quedó internado en estado delicado, aunque alojado en una sala común.

De acuerdo con las investigaciones realizadas, Barattini y la víctima mantenían una relación sentimental oculta y en principio no se había podido verificar ninguna clase de acción violenta por parte del hombre en perjuicio de la agresora.

En ese sentido, las sospechas apuntaban a una especie de “juego sexual” en medio del ataque, en el que la víctima tenía los ojos tapados.

No obstante, Carlos Nayi, abogado de la joven, aseguró que su cliente se defendió de un ataque sexual por parte del hombre, que aseguró es allegado de su hermano y con el que no mantenía relación.

“Estamos frente a una causal de justificación. La información que tengo muy reciente es que fue víctima de un ataque sexual”, expresó.

Sin embargo, la fiscal de Violencia Familiar en la ciudad de Córdoba, Bettina Croppi, consultada sobre si podría tratarse de un caso de defensa ante un ataque sexual, lo descartó de plano: “No, estamos muy lejos de afirmar una cosa así”.

“Lo único que tenemos son hechos que se pueden constatar que es la presencia de una pareja en un departamento en Nueva Córdoba. El masculino habría sufrido una lesión gravísima. Está todavía pendiente el peritaje médico pero es posible que haya perdido la capacidad de concebir. En ese departamento se encontraba una pareja y la mujer está detenida e imputada de lesiones gravísimas”, resumió la fiscal.

Consultada sobre si había “una relación amorosa previa”, la fiscal respondió: “Creo que sí, pero hasta ahora no lo hemos podido determinar. Sí se conocían, eso es algo que está probado”.

En tanto, Eduardo Pérez, abogado patrocinante de la víctima, sostuvo que el hecho se produjo cuando la pareja se encontraba en un momento de intimidad y suscribió la hipótesis del juego sexual.

“Comienzan con un juego (sexual) adonde a él se le vendan los ojos. Fueron hechos y elementos que están en la escena del crimen”, expresó en declaraciones radiales publicadas por el sitio del diario La Voz.

En el departamento en el que se produjo el ataque, la policía logró secuestrar una tijera con la que habría sido mutilado el hombre.

El incidente rememoró para muchos al caso de la ecuatoriana Lorena Gallo, más conocida como Lorena Bobbit, quien en los Estados Unidos, donde residía, le cortó el pene a su esposo, el marine norteamericano John Wayne Bobbit.

El ataque fue perpetrado por la mujer, entonces de 23 años, tras ser sometida a maltratos y abusos, según reconoció posteriormente el hombre, quien entonces tenía 26.