La Bolsa vendió 5,3% de BYMA en $ 1000 millones: compra de brasileños

Se ofreció compra por casi 8 millones de acciones: quedaron afuera de la compra más de 4 millones de acciones. BYMA se prepara para cotizar en Nueva York en 2018.

Le costó a Adelmo Gabbi salir a vender el 5,3% de las acciones de BYMA. Si fuera por él, el presidente de la Bolsa se las hubiera quedado, pero había dado la palabra a la CNV de que se iba a desprender de ese porcentaje (aún le resta 10% más para desinvertir). Por la suscripción recaudaron $ 962 millones por las 3,91 millones de acciones ofrecidas a $ 246 cada una, aunque se ofreció compra por casi 8 millones de acciones.

Quedaron afuera de la compra más de 4 millones de acciones, principalmente en el tramo competitivo (montos mayores a los $ 250). “Es el equivalente a unos 25 días de volumen promedio lo que quedó fuera de la suscripción. Estuvo muy pero muy demandada, esperamos que parte de eso se filtre en el mercado secundario”, advierte Mauro Mazza, de Bull Market.

Según advierten en la City, los brasileños fueron los más interesados: ofrecieron comprar 6 millones de acciones, ya que buscaban llevarse 4 millones y se habrían llevado 2 millones. Además, revelan que se llevaron 9 millones de nominales del Grupo Financiero Valores en el tercer trimestre.

“BYMA se prepara para IPO en Nueva York el año que viene, pero quizás antes anuncien una suerte de fusión o un acuerdo especial con el Bovespa”, conjeturan en el sector.

Para salir a cotizar en Wall Street, la clave es el floating de mercado que tenga BYMA: es necesario al menos un 25% flotando en Argentina para hacer un ADR en Nueva York (esto no pasa cuando es IPO originaria, como Loma Negra, Supervielle o Molino Cañuelas). A su vez, estiman que BYMA entrará al Merval el 1 de enero con una cartera proyectada de 2,69%.

La Bolsa debe seguir vendiendo, pero Gabbi tiene su astucia: va largando por paquetes y con precios bien altos. Si la Bolsa no desarmó todo es porque espera que el precio siga subiendo fuerte. “Adelmo con BYMA hizo ganar a todos, porque si sos minorista, operás en Bolsa y pagas comisiones y derechos, y BYMA recibe parte de esas comisiones. Si vos tenés la acción es como recuperar parte de lo que pagaste en servicios de intermediación. O sea, sos socio de quien te cobra por operar en sus mercados. A mediano y largo plazo, operar en Bolsa te sale gratis”, grafican en las mesas.

Ven a BYMA como la empresa símbolo de la Argentina emergente: es muy difícil de replicarla. Es única porque vive de los derechos de un monopolio que tiene legal y de más de 160 años, nada más que ahora comparte esas ganancias con los inversores que invierten en su marketplace.

Hoy BYMA es más rentable que un banco, tiene más efectivo que los bancos que salieron a suscribir, no corre riesgo de crédito, no depende de los depositantes, no tiene competencia y sin embargo vale un tercio de los bancos del panel líder. “La empresa debería valer hoy, sin tener en cuenta lo que pueda crecer en 2018, como base $ 300”, calcula Mazza.