La Cámara de Casación Penal confirmó la condena contra Taleb

La Cámara de Casación Penal de Paraná resolvió rechazar el recurso interpuesto por el ex legislador y ex embajador Raúl Abraham Taleb, condenado a tres años de prisión condicional, inhabilitación absoluta perpetua y una multa por el delito de enriquecimiento ilícito. Los vocales Hugo Perotti, Elisa Zilli y Alejandro Grippo confirmaron mediante una resolución de la cual se notificó a las partes este jueves el fallo adoptado el 18 de abril de 2016 por la el tribunal de juicio integrado por Elvio Garzón, Miguel Giorgio y Daniel Malatesta.

El fallo destaca que “la sentencia puesta en crisis se presenta fundada en derecho y exhaustivamente motivada, brindando las razones en las que se asienta para arribar a la solución condenatoria que disconforma al recurrente, no presentando atisbo alguno de arbitrariedad, exhibiendo de manera lógica y racional sus premisas, derivando correctamente sus conclusiones, erigiéndose como un constructo argumental suficientemente sólido”.

“El desempeño de cargos públicos implica un compromiso personal, de llevarlos a cabo con el propósito de servir a la comunidad y no de utilizar los mismos para lucrar en provecho propio. En otras palabras servir a la ciudadanía y no servirse de ella”, sostuvo el tribunal, citando jurisprudencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional.

Defendido por los abogados Julio Federik y Luis Stello, Taleb fue condenado en abril del año pasado y solicitó la revocación argumentando que el tribunal había incurrido en “un defecto de ponderación de la prueba”. También sostuvo que “existió una presunción” en su contra.

En una audiencia de Casación que tuvo lugar a fines de octubre, el procurador Jorge García y el fiscal Alejandro Cánepa solicitaron la confirmación del fallo por el cual se condenó a Taleb en relación a su desempeño como legislador entre 1991 y 2003, lapso en el cual “produjo un enriquecimiento patrimonial apreciable que no se condice con los haberes percibidos en el ejercicio del cargo”. También se objetó por “insuficiente” la justificación del incremento patrimonial y se consideró que “no se acreditó el patrimonio”, al cual se calificó como “desproporcionado”.

En abril de 2016, el tribunal integrador por Garzón, Giorgio y Malatesta condenó a Taleb a tres años de prisión condicional, inhabilitación absoluta perpetua para ocupar cargos públicos y al pago de una multa de 442.000 pesos. También lo obligó a realizar tareas no remuneradas en la localidad de Diamante por el término de la pena y se dispuso el decomiso de un inmueble de su propiedad ubicado en calle Buenos Aires en Paraná.