ARA San Juan: lo habrían encontrado y hay silencio oficial

Según afirmaron fuentes cercanas a los más altos jefes de la Armada nacional, el submarino habría sido localizado durante la mañana de hoy en las mismas coordenadas que fueron brindadas durante el último parte oficial.

Fuentes cercanas a los más altos jefes de la Armada nacional afirmaron que el submarino desaparecido “ARA San Juan” habría sido localizado durante la mañana de hoy en las mismas coordenadas que fueron brindadas durante el último parte oficial. En ese sentido, explicaron desde la Fuerza que el sumergible estaría ubicado sobre “el talud”, el cual “es una zona de transición entre la plataforma a 200 metros y la llanura abisal a 5000 metros”.

En declaraciones exclusivas, fuentes cercanas los líderes dentro de la Armada aseveraron que “uno de los buques afectados a la busqueda tiene a la vista una boya roja con un estrobo hacia abajo y una radiobaliza”. Incluso detallaron que habrían “detectado un boyarín triangular color rojo. Con radiobaliza cable de acero al fondo”.

En cuanto a la ubicación, fuentes cercanas a los altos jefes afectados al operativo aseveraron que el submarino estaría ubicado sobre “el talud”, el cual “es una zona de transición entre la plataforma a 200 metros y la llanura abisal a 5000 metros”. En ese sentido, detallaron que estaría “justo al frente a la Península de Valdés. A 430 kilómetros de la costa, al borde de la plataforma continental”, una región donde “las pendientes pueden ser suaves (5 a 10 grados) o abruptas (45 a 60 grados)” y recalcaron que “el ARA estaba sobre el talud”.

Por otro lado, destacaron que desde las “18,30 todas las comunicaciones entre los buques y naves afectados a la búsqueda fueron cifradas” y explicaron que “no hay respuesta”, por lo cual sospechan que, ante la falta de comunicación, “podría esperarse lo peor”. Incluso, detallaron que la avería habría sido por la explosión de una de las baterías, con lo cual “la emanación de gases habría sido un aditamento para un posible problema”.

¿Una interna que se “destapó” por el San Juan?

Hace algunos días, trascendió que existen un interna entre el ministro de Defensa, Oscar Aguad y el jefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur, ya que el funcionario se habría enterado de la desaparición del “ARA San Juan” mediante un portal. Según aseguró Infobae, el jueves 16 de noviembre, muchas horas después de la emisión de la comunicación interna de la Armada que solicitaba oficialmente la búsqueda del submarino perdido, fue cuanto el ministro se comunicó con el militar para pedirle explicaciones.

Es que Srur no contó todo lo que sabía a Aguad, evitó dar precisiones respecto a las razones que habrían causado el silencio de radio del submarino y obvió reportarle que el capitán del submarino, Pedro Fernández, había adelantado una falla en las baterías y por eso regresaba a Mar del Plata antes de tiempo. “La informó el miércoles y les hizo cambiar el rumbo”, reconoció el capitán de navío Gabriel Galeazzi, comandante de la Agrupación de Buques Oceanográficos.

Incluso, esta “confrontación” se profundizó cuando se decidió informar que, supuestamente, habían existido siete llamadas, los cuales nunca existieron, según la compañía Iridium, propietaria de los aparatos satelitales provistos para la navegación en alta mar. Es más, hasta en hubo un “problema” cuando el titular de la Armada informó sobre la cantidad de tripulantes, ya que la tripulación oficial es de 38 miembros, pero existen 44, siendo que la diferencia está en que se embarcaron seis buzos tácticos.

Aguad no lo sabía, y debió pedir precisiones a la Marina, que le dio una respuesta de ocasión: “Es el protocolo”, le dijeron. Por otro lado, desde el Gobierno trascendió que la relación con Srur estaría en una estadío final, por lo cual estarían aguardando que termine la crisis para ejecutar una respuesta política a la cadena de desaciertos cometidos por la conducción de la Armada, siendo la salida del almirante el final más “nombrado”.

Dolor

Como ya lo habían asegurado en varios medios, los familiares de los 44 tripulantes se encontraban en desacuerdo con las actuaciones que se estaban desarrollando para encontrar al “ARA San Juan”, incluso se quejaron de la demora que tuvo la Armada en comenzar la búsqueda. Lo cierto es que tras conocer las novedades, quienes tenían a sus seres queridos perdidos salieron de la Casa de Jefes con notorios sentimientos de dolor y congoja.

“Adentro el clima está muy pesado”, habría asegurado uno de los presentes en el anuncio. “¿Por qué no salieron a buscarlos enseguida? ¿Para qué tanto protocolo? El tiempo ya se acaba”, decían, estremecidos, Elena y Federico, hermanos de Cristian Ibáñez, radarista del buque desaparecido. Al tiempo que otros preferían escabullirse lejos de los medios que se encuentran cubriendo el operativo. En tanto, se conoció que el contenido del último informe que le emitieron a los familiares no podía se develado.

La explosión ¿fatal?

Tal y como se admitió durante el último parte oficial que emitió la Armada, habría existido una “anomalía hidroacústica” hacia las 11 de la mañana del mismo día en que el submarino emitió su última comunicación. Este indicio, que recién fue admitido hoy, fue detectado en la ruta que el submarino debía hacer hasta Mar del Plata, a unos 48 kilómetros hacia el norte desde la última ubicación conocida a 432 kilómetros del continente.

Incluso, fuentes extraoficiales vinculadas a la Armada explicaron que en distintos lugares del Atlántico Sur hay “hidrófonos” capaces de captar sonidos en la profundidad del mar, y sostuvieron que existiría un estallido ocurrido el miércoles 15, día de la última comunicación de la tripulación del ARA San Juan. Sin embargo, ante la consulta sobre este hecho, el vocero de la Fuerza, Enrique Balbi, respondió: “No sabría decir por qué no hubo indicios, vamos a seguir investigando”.

Asimismo, durante estas horas tanto buques como aviones estaban trabajando en la zona, ya que estaría arribando el buque noruego Skandi Patagonia, que pertenece a la petrolera francesa Total. A bordo hay 4 vehículos sumergibles que funcionan a control remoto y una campana de rescate en la que podrían entrar hasta seis tripulantes por vez. Todo este equipamiento fue aportado por la Marina de Estados Unidos en el contexto del acuerdo internacional Search and Rescue (SAR), el cual tiene a Argentina como uno de sus miembros y establece que los países miembros estén obligados a prestar su colaboración en misiones de búsqueda y rescate.

Historias de idas y vueltas

Desde que trascendió la noticia de la desaparición del “ARA San Juan”, casi diariamente se informaban de nuevos indicios. Incluso, los medios internacionales eran los primeros en conocer estos datos, los cuales, en un principio eran desmentidos por la Armada, para luego ser confirmados y descartados por diversas “pruebas”.

Desde la explosión de una de las baterías, que fue negada por Balbi en uno de los primeros partes, para luego ser confirmado por el capitán de navío Gabriel Galeazzi, vocero de la fuerza en Mar del Plata. Que luego fue, nuevamente, confirmado y descartado. En tanto, el sábado surgió el dato, finalmente descartado, de que pudo haber 7 intentos de llamadas satelitales desde el submarino. El lunes, la cadena de noticias CNN dio a conocer la existencia de un posible “ruido” en “código morse”, que también fue descartado. Y además fueron halladas bengalas blancas y una balsa que no pertenecían al “ARA San Juan”.

Primero, ¿los de afuera?

Entre las idas y vueltas que se vivieron durante los más de 7 días que duró la búsqueda del “ARA San Juan” fueron tanto los medios como las fuerzas intervinientes extranjeras los primeros en enterarse de lo está ocurriendo. Ya sea la CNN, el Daily News o hasta las redes sociales de los Kelpes, el mundo se enteró antes que los mismo argentinos de lo que ocurría con los 44 tripulantes del sumergible desaparecido.

En ese sentido, el medio inglés destacó durante la tarde de ayer que “el submarino argentino desaparecido podría haber sido localizado esta mañana, después de que un avión de la Marina estadounidense habría detectado un “punto de calor” que se encontaba a 230 pies (unos 70 metros) debajo de la superficie marítima, a unas 185 millas (casi 300 kilómetros) de la costa. En tanto un buque de rescate informó, por separado, que habría escuchado una señal en su sonar”.

Por otro lado, el perfil oficial de los ocupantes de las Islas Malvinas fue una de las cuentas que más información emitió sobre el desarrollo de los operativos de búsqueda del “ARA San Juan”. En cada uno de sus mensajes informaron sobre los trascendidos que iban surgiendo en medios ingleses o norteamericanos.

Informe de Eduardo Huaity González, para El Intransigente