Santa Fe: Hallaron un Aguará Guazú en el fondo de una casa de la localidad de Tacural

Había sido encontrado en una vivienda de la localidad santafesina de Tacural. Lo trasladaron a la Granja La Esmeralda y estiman que será liberado en un mes. La especie está en peligro de extinción en el país.

Personal de los ministerios de Medio Ambiente y de la Producción rescató este viernes a un ejemplar de aguará guazú que había aparecido en una vivienda de la localidad de Tacural, departamento Castellanos, de la provincia de Santa Fe.

El subsecretario de Recursos Naturales del Ministerio de Medio Ambiente, Alejandro Larriera, señaló que “se trató de un ejemplar que se encontraba en buen estado físico, aunque la actitud algo mansa del animal no asegura que provenga directamente del estado silvestre”, señaló.

“Visto que en el lugar no había posibilidad de liberarlo, al no haber ningún ambiente natural para su reintroducción, se lo trasladó a la Granja La Esmeralda de la ciudad de Santa Fe para realizar el protocolo de trabajo previsto para este tipo de casos”, dijo según publicó El Litoral y agregó que “se estima que en un mes, el animal podrá ser devuelto a su hábitat natural, luego de verificar que puede valerse por sus propios medios cazando su alimento”.

Larriera mencionó que “como en casos anteriores, destacamos la necesidad de que los pobladores no ejecuten acciones equivocadas sobre este tipo de especies. En este caso, en Tacural, los habitantes trataron de preservar la salud del animal. Convivir con la naturaleza y dejarlos en su ambiente ayudará a la conservación de especies en tan delicada situación”.

El Aguará Guazú

También conocido como zorro grande o lobo de crin, es un cánido que supera el metro y medio de largo total (desde la punta del hocico a la punta de la cola). Junto al venado de las pampas, es uno de los monumentos naturales de la provincia de Santa Fe.

Tiene una masa corporal que ronda los 20 a 30 kilos. Sus rasgos característicos son una crin negra, patas largas y negruzcas, y un manto pardo naranja. Es inofensivo para los seres humanos y tampoco ataca al ganado.

Se alimenta principalmente de pequeños vertebrados (cuises y serpientes) y frutos. Su hábitat son los pastizales, bañados, esteros y bosques en un área que va desde el centro norte de Santa Fe y que incluye regiones de Brasil, Paraguay, Perú y Bolivia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *