Neo Net Music - Net Radio

02:30 Hs El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, dispuso una nueva interlocutora de los intendentes con la Rosada. Zang acompañó al exCEO de Farmacity en esa misma empresa y viene de trabajar para la marca Jazmín Chebar.

Son nueve los intendentes que responden de manera directa a los intereses del PRO, y todos en mayor o menor medida tiene varios reclamos ante las políticas implementadas desde Nación, por lo que transmitir y mediar entre las decisiones de ‘arriba’ y las problemáticas puntuales de los municipios, será la tarea de Natalia Zang.

Con el fin de repuntar la imagen del Presidente en los municipios, resultado de la crítica situación social que atraviesa el Conurbano, Zang intentará mejorar el flujo de inquietudes hacia los altos funcionarios oficiales.

Su desginación hace ruido ya que viene de trabajar para una marca de ropa de mujeres, fundada por la modelo Sol Acuña y sus socias, cuya casa central queda en la zona de Las Cañitas: un área bien disímil a las zonas marginales de la Provincia.

Los contactos de la flamante funcionaria serán únicamente con los intendentes ‘puros’ del PRO: Martiniano Molina (Quilmes), Gustavo Posse (San Isidro), Jorge Macri (Vicente López), Ramiro Tagliaferro (Morón), Néstor Grindetti (Lanús), Nicolás Ducoté (Pilar), Julio Garro (La Plata), Jaime Méndez (San Miguel) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero).

La mayor parte de ellos están molestos por la demora en las obras de AYSA, las continuas deficiencias de Edesur, el impacto de la apertura de las importaciones y la preocupación por la falta de conexión entre la Casa Rosada y los municipios, según informó Infobae.

Zang no reemplazará a Lucas Delfino, actual Subsecretario de Gestión Municipal, que depende de Nación. Según informó el sitio La Política On Line al respecto, lo llamativo es que “la funcionaria sólo deberá dialogar con el selecto grupo de macristas ‘puros’. No hay muchos antecedentes desde la recuperación democrática de semejante confesión pública de un uso tan partidista del Estado nacional”, publicó el medio.

Las encuestas muestran que el Conurbano bonaerense representa las peores mediciones para el macrismo, incluso desde el Gobierno reconocen que sus políticas pegaron mucho más fuerte en esta área que en ninguna otra.

Zang es una persona del riñón de Quintana: trabajó durante años como directora financiera de Farmacity junto al vicejefe de Gabinete, integró el fondo Pegasus y luego emigró como CEO a Jazmín Chebar, hasta ahora. Es la hija de Saúl Zang, vicepresidente de IRSA, la compañía de Eduardo Elsztain, y cuñada del socio de Quintana, Juan Gorodish.